Israelí condenada a prisión en Rusia

La madre de Naamá Issachar, quien cumple una pena de siete años y medio de prisión en Rusia por contrabando de drogas visitó a su hija esta tarde, seis meses después de su detención mientras esperaba un vuelo de conexión a Israel.

Naamá, de 26 años, fue arrestada el 9 de abril en el aeropuerto de Moscú luego de que las autoridades rusas encontraron 10 gramos de marihuana en su mochila. Su familia dice que está siendo castigada desproporcionadamente para presionar a Israel de que libere a un hacker ruso detenido en Israel que Estados Unidos pidió su extradición.

“Ella está siendo utilizada como una ‘moneda de cambio’”, dijo su madre el lunes al llegar a la prisión.

Yaffa Issachar llevó una carta a su hija, explicándole por qué no había sido posible conseguir su liberación y por qué estaba cumpliendo una condena tan dura.

“Mi Naamá, cuando entraste al tribunal esposada, sentada dentro de una caja con barrotes y rodeada de policías que me impedían darte la mano, fueron mis momentos más difíciles”, escribió Yaffa.

“Cada madre quiere proteger a sus hijos, esta es una cualidad fundamental para nosotros. Esta habilidad me fue arrebatada brutalmente. Porque te has convertido en una moneda de cambio”.

“Naamá, no te imaginas lo difícil que fue para mí mirarte a los ojos y ver tu pánico. Es una tortura difícil de describir. No poder abrazarte fuerte y decirte que aguantes un poco más. Haré todo lo posible para sacarte de allí; tienes un país que se preocupa por ti”, dice la carta.

“Naamá, todos sabían por qué sufrías. Sólo tú y yo no sabíamos, no entendíamos ni recibíamos respuestas”, escribió su madre.

“No entendíamos por qué dos semanas después de que fuiste acusada de poseer marihuana para uso personal que olvidaste en tu mochila y multarte, cambiaron repentinamente sus cargos a contrabando y tráfico de drogas”.

“No entendíamos cuando querían trasladarte a un centro de detención remoto y aislado. No entendíamos cuando el juez ruso negó repetidamente tu traslado a arresto domiciliario con esposas electrónicas y cartas de garantía de miembros de la comunidad judía (rusa)”.

“No entendíamos y estábamos enfurecidos cuando restringieron tus llamadas telefónicas y cartas, no sabíamos por qué se negaban a traerte comida kosher, no sabíamos qué había detrás de la negativa a darte libros de oraciones para Rosh Hashaná y Yom Kipur.

“No entendíamos por qué se celebraron audiencias fatídicas para ti precisamente en Rosh Hashaná y Yom Kipur, el día más sagrado del pueblo de Israel, y llegaste a la audiencia pálida y agotada por el ayuno”.

“Lo siento Naamá, no entendíamos por qué tu equipo de defensa hizo acusaciones y te obligaron a subir al estrado de los testigos, y al mismo tiempo el juez ruso estaba jugando con su teléfono y haciendo caso omiso de los hechos”.

“Parece que no entendíamos lo que todos los demás sabían. Ahora está todo claro. Te prometo que lucharé contra tu encarcelamiento junto con todos tus increíbles amigos en Israel y te sacaré de allí pronto”.

“Un juez me permitió visitar a mi hija en la prisión”, dijo Yaffa a Ynet después de que se aprobara la visita. “Debo darme prisa para no llegar tarde. Quiero llevarle a mi hija algo de comida”.

Yaffa Issachar muestra a los periodistas frente a un tribunal de Moscú EL permiso para visitar a su hija Naama en la prisión el 14 de octubre de 2019. Captura de pantalla: Canal 13.

Naamá se encuentra en una prisión a más de una hora en coche de Moscú.

Yaffa dijo que espera con optimismo que su hija sea liberada y expresó su gratitud por el apoyo que la familia había recibido en todo Israel.

“Tenemos un país maravilloso que no debe darse por sentado”, dijo. “Hemos recibido mucho apoyo. El primer ministro y el ministro de justicia me llamaron”.

Añadió que esperaba contarle a su hija sobre el apoyo y sobre la carta que el presidente Reuven Rivlin había enviado a su homólogo ruso Vladimir Putin solicitando su liberación.

“Debido a las circunstancias particulares e individuales del caso de Naama Issachar, apelo a su misericordia y compasión con una petición de su intervención personal para concederle un indulto extraordinario”, escribió el presidente en la carta.

El canal de noticias RT de Rusia sugirió que Issachar podría ser intercambiada por Alexei Burkov, el hacker ruso detenido durante su visita a Israel en 2015. Funcionarios israelíes aseguran que Estados Unidos pidió su extradición por presuntos delitos cibernéticos.

Alexander Tayts, el abogado ruso que representa a Naamá, dijo a Ynet que su pena de prisión, que calificó de excesivamente severa, es un precedente para cualquiera que viaje desde aeropuertos rusos, ya que su cliente había estado en tránsito y no había ingresado oficialmente a Rusia.

“Las dificultades de Naamá se suman al hecho de que no habla ruso”, dijo Tayts.

“Ella no pertenece a una prisión rusa y seguiremos luchando por su liberación”.

Fuente: Ynet