Israel se posicionó en el lugar 35 del informe anual Doing Business del Banco Mundial

Israel se posicionó en el lugar 35 del informe anual Doing Business del Banco Mundial de este 2020.

Esto representó un avance de 14 lugares en comparación con el pasado año, cuando se colocó en el lugar 49, de acuerdo al reporte publicado este jueves, informó el periódico The Jerusalem Post.

El informe anual evalúa las regulaciones que mejoran y restringen las actividades comerciales en 190 economías y ciudades seleccionadas.

La clasificación final se basa en las regulaciones que afectan a diez áreas de la vida de una empresa, incluido el comienzo de una empresa, el registro de propiedades, el pago de impuestos y el comercio transfronterizo.

El importante aumento de Israel en la clasificación, según el informe, se debió a mejoras regulatorias para las personas que emprenden un negocio, la obtención de crédito, el pago de impuestos y el comercio transfronterizo.

Cisjordania y Gaza se ubicaron en el lugar 117 a nivel mundial, cayendo un lugar en comparación con el informe del año pasado.

Los primeros cinco lugares del ranking fueron ocupados, del primero al último, por Nueva Zelanda, Singapur, Hong Kong, Dinamarca y Corea del Sur. México ocupó el lugar 60.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, expresó su satisfacción por los resultados de Israel en este reporte, en un comunicado emitido junto al ministro de Finanzas, Moshe Kahlon, y el contador general de esta dependencia, Roni Hizkiyahu.

“Recibimos ahora el reporte anual del Banco Mundial que clasifica la facilidad para hacer negocios en diferentes países: ‘Doing Business’. Hay cerca de 200 países. Subimos hace un año del lugar 54 al lugar 49, y este año saltamos al lugar 35. Un incremento bastante grande”, dijo Netanyahu.

“Todavía queda un camino por recorrer, pero el trabajo que hicimos en el Ministerio de Finanzas, la Contraloría General, el Ministerio de Justicia y en nuestra oficina, es un trabajo muy apreciable que está cambiando la economía israelí. Es un importante logro. Debemos de continuar con él”, agregó.

Por su parte, Kahlon expresó que esta “expresión de confianza” de los organismos internacionales a Israel era resultado de “la reducción de la burocracia y la eliminación de obstáculos” que generan un “ambiente de negocios mucho mejor”.