Israel registra más de 42 mil nuevos casos de COVID

El número de pacientes graves con COVID-19 subió a 317, según cifras diarias del Ministerio de Salud publicadas el viernes, frente a los 292 del día anterior y con otros 42,225 nuevos casos diagnosticados en las 24 horas anteriores.

La cifra de muertes por COVID-19 en Israel se elevó a 8,298.

De los 317 pacientes en estado grave, 95 están en estado crítico y 78 conectados a ventilación mecánica. Otros 125 pacientes están actualmente hospitalizados en condiciones moderadas y 536 sufren síntomas leves.

De las 371,654 pruebas realizadas el jueves, el 12.5% dio positivo, según mostraron los datos más recientes, en una continuación de la alta tasa positiva observada durante la semana pasada. Actualmente hay cerca de 250,000 pacientes activos con COVID-19 en todo el país.

Sin embargo, Israel está viendo un aumento lento en la cantidad de pacientes gravemente enfermos que necesitan ventilación debido a la infección con la variante Ómicron, en comparación con oleadas anteriores, de acuerdo con The Times of Israel.

Aunque altamente infecciosa, la variante Ómicron que ahora domina el país se considera menos virulenta que las variantes anteriores, y las cifras del Ministerio de Salud muestran que la cantidad de pacientes gravemente enfermos y muertes es menor que las tasas observadas en el pasado.

A modo de comparación, el número de muertos era de 8,224 hace un mes y se situó en 8,176 a fines de noviembre, cuando Sudáfrica descubrió por primera vez la variante Ómicron.

Las 70 muertes registradas como resultado de COVID-19 durante el último mes, en comparación con tasas de mortalidad mucho más altas a principios de la pandemia, parecen ser una señal tanto de la efectividad de las vacunas como de las diferencias observadas con la variante Ómicron.

En agosto-septiembre de 2021, cuando el país estaba bajo la ola de la variante Delta, las muertes diarias promediaron más de 20 durante un período de unas pocas semanas, mientras que durante la ola actual el número de víctimas se ha mantenido en un solo dígito, y generalmente por debajo de cinco.

De manera similar, la cantidad de pacientes que se deterioraron a un estado grave cada día durante la ola anterior en el mismo período osciló entre 70 y 110, mientras que el número máximo en el brote actual, registrado el martes, fue de 72 y la cantidad suele ser la mitad de esa cantidad.

No obstante, las infecciones del jueves llevaron a 38,018 personas más al aislamiento por exposición a un portador conocido del virus, lo que eleva el total en cuarentena por exposición a 186,999 además de los 248,169 pacientes activos, 978 de los cuales están actualmente hospitalizados.

El jueves comenzaron nuevas reglas para la cuarentena, acortando el aislamiento para pacientes asintomáticos con COVID de 10 a 7 días. Pero aquellos que aún muestren síntomas durante toda la semana deberán seguir aislándose durante un total de 10 días.

El comisionado del gobierno para coronavirus, Salman Zarka, dijo el jueves que a medida que aumentan las tasas de infección por COVID y se infecta un número cada vez mayor de personal médico, es posible que sea necesario congelar temporalmente los tratamientos no esenciales.

Durante una sesión informativa en vivo en línea, Zarka dijo que la cantidad de trabajadores de la salud ausentes, así como el número creciente de pacientes con COVID, gripe y otros, ha ejercido una presión inmensa sobre el sistema de salud.

El aumento de la infección “nos trae inmensos desafíos en términos de preservar los servicios esenciales”, dijo Zarka, y los funcionarios de salud, por lo tanto, están considerando “minimizar los tratamientos no esenciales”.

Zarka dijo que es probable que tales decisiones se tomen hospital por hospital, según la disponibilidad de personal médico y camas de hospital.

Hasta el jueves por la mañana, había 5657 miembros del personal médico en todo el país en cuarentena debido a una infección o exposición, según el Ministerio de Salud, incluidos 767 médicos y más de 1500 enfermeras.

Pero Zarka advirtió que esas tasas podrían seguir aumentando, en particular entre las personas mayores y de alto riesgo.

“Estamos empezando a verlo, estamos empezando a ver más personas hospitalizadas, algunas con Ómicron, otras con Delta”, dijo Zarka. “Me preocupa que la ola, en términos de casos graves, solo comience ahora, y veremos [un aumento en] los [pacientes] gravemente enfermos y los que usan ventiladores”.

Israel ofrece actualmente la cuarta dosis de vacunación a los mayores de 60 años o en grupos de alto riesgo. Según datos del Ministerio de Salud, 513,865 personas han recibido la cuarta dosis. Unos 6,666,863 israelíes recibieron la primera dosis, de los cuales 6,010,232 recibieron su segunda dosis. De ellos, 4,385,857 también recibieron sus terceras dosis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Radio World Powered By : radioworld.com