Israel registra 1,563 nuevos casos de COVID-19 en este día

Un incremento de más de 1,800 nuevos casos de coronavirus se registró en alrededor de las últimas 24 horas en Israel, con al menos 1,563 confirmados a lo largo de hoy, así como 17 defunciones adicionales.

Con ello, los casos acumulados de coronavirus en el país se han elevado a 108,403, de acuerdo con los datos más actualizados del Ministerio de Salud de Israel publicados este miércoles.

Un total de 1,952 casos fueron confirmados a lo largo del martes, lo que representó el número más alto de contagios registrados por jornada desde finales del mes de julio.

La cifra de muertes se ha elevado a 875, mientras que la de personas que se han recuperado es de 86,466.

Los contagios activos actualmente son 21,062, de los que 20,237 se encuentran aislados en su domicilio particular o en instalaciones especiales, mientras que 825 están hospitalizados.

La mayoría de los pacientes con enfermedad activa se encuentran estables, en tanto que 165 están en estado moderado y 404 están graves, de los que 119 se encuentran intubados a ventilación mecánica.

Según la dependencia gubernamental, un total de 34,043 pruebas de detección de coronavirus se realizaron a lo largo del martes.

Este miércoles, Ucrania confirmó que impedirá la peregrinación judía anual a la tumba del rabino Najman de Breslev en la localidad de Uman durante Rosh Hashaná, a mediados del próximo mes, informó el sitio The Times of Israel. A la peregrinación tradicionalmente acuden decenas de miles de judíos, la mayoría, israelíes.

El gobierno ucraniano anunció que cerrará sus fronteras a lo largo del mes de septiembre, impidiendo con ello la llegada de todo extranjero, y aseguró que impedirá la realización de eventos masivos en Umán. El comisionado especial contra COVID-19 de Israel, Ronni Gamzu, celebró la decisión tomada por Kiev.

Hace unos días, Gamzu solicitó de manera personal al presidente del país, Volodymyr Zelensky, que impidiera a toda costa la realización de la peregrinación, en vista de la actual epidemia, debido a que en su consideración podría representar una considerable fuente de contagio para Ucrania e Israel.

La propuesta de Gamzu, que finalmente se pondrá en marcha por el gobierno ucraniano, le ha generado fuertes críticas en su contra, sobre todo, desde el sector ultraortodoxo israelí. Un miembro del partido gobernante, Miki Zohar, también arremetió contra el funcionario, alegando que no veía justificado impedir la peregrinación, pero no las manifestaciones masivas en contra del mandatario Benjamín Netanyahu.

Frente a las embestidas en contra de Gamzu, el propio Netanyahu salió hoy en su defensa y exhortó a todo su gobierno a cooperar con él en sus actividades en la lucha contra el COVID-19.