Israel podría tener terceros comicios a solo dos días de votar

Los israelíes enfrentaban el jueves la posibilidad de una tercera convocatoria electoral, solo dos días después de la histórica repetición de los comicios generales que dejó a los dos principales políticos del país igualados.

Ni el primer ministro, Benjamin Netanyahu, ni sus rivales tienen una vía clara para formar un gobierno de coalición.

Aunque por delante quedan semanas de negociaciones, las condiciones fijadas por los partidos podrían obstaculizar la firma de un acuerdo de gobierno a tiempo, lo que derivaría en una tercera votación, algo inédito en el país.

Con el conteo casi cerrado el jueves, el partido de centro Azul y Blanco ocuparía 33 de los 120 escaños del parlamento israelí. El Likud, la formación conservadora de Netanyahu, ostentaría 31.

“Todo el mundo tendrá que rebajar sus humos para evitar unas terceras elecciones”, dijo el diputado del Likud David Bitan a la Radio del Ejército Israelí. “El deseo de Azul y Blanco de un gobierno de unidad bajo sus condiciones no funcionará”.

Ninguna de las dos formaciones podrá gobernar sin el respaldo de Avigdor Lieberman, del Israel Beitenu, quien parece tener la llave del poder. Su insistencia en formar una coalición laica dejaría fuera del juego a los aliados tradicionales de Netanyahu: los dos partidos ultraortodoxos del país y otro nacionalista-religioso.

El candidato de Azul y Blanco, Benny Gantz, dijo que no formará parte del mismo ejecutivo que Netanyahu. Se espera que el mandatario israelí, que buscaba su cuarta reelección consecutiva, sea acusado en varios escándalos por corrupción. Es poco probable que el Likud expulse a su líder.

El jueves, Netanyahu le pidió a Gantz que participe con él y sus aliados en un gobierno de unidad.

“Durante toda la campaña hice un llamado para un gobierno de derechas, pero desafortunadamente los resultados de las elecciones muestran que eso no es posible”, señaló Netanyahu en un comunicado en video. “Por lo tanto, no hay más remedio que formar un gobierno de unidad”.

“No podemos y no hay razón para que vayamos a unas terceras elecciones”, agregó.

Netanyahu repitió su invitación más tarde durante un homenaje al fallecido presidente israelí Shimon Peres, donde él y Gantz se estrecharon la mano. Este fue su primer encuentro público desde los comicios del martes.

El partido Azul y Blanco no respondió de inmediato.

En los próximos días, el presidente, Reuven Rivlin, se reunirá con todas las formaciones y elegirá al candidato que cree que tiene más opciones de forjar una coalición estable.

 

 

fuente:voanoticias