Israel desarrolla “pasaporte” de inmunidad de COVID-19

Pangea, una compañía tecnológica israelí especializada en soluciones destinadas a transformar digitalmente los servicios para empresas y gobiernos, ha desarrollado un “pasaporte” de inmunidad COVID-19 utilizando identificación biométrica para ayudar a la reactivación de las industrias globales de aerolíneas y turismo en medio de la pandemia de coronavirus, anunció la compañía el miércoles.

La solución digital permitiría a los gobiernos emitir una identificación biométrica inteligente a los viajeros libres de virus o inmunes, lo que les permitiría frecuentar libremente las terminales del aeropuerto y abordar los aviones sin preocuparse por transmitir el coronavirus a otros.

“La necesidad de abrir la economía es crítica y existencial, pero requiere que cada país adopte soluciones avanzadas para reducir el peligro de infección masiva”, dijo Uzy Rozenthal, vicepresidente ejecutivo de Pangea y gerente general de su división gubernamental. Por ejemplo, el aislamiento de 14 días después de un vuelo no es práctico, tanto en el caso del turismo de masas que involucra a decenas de millones de personas como en el caso de las personas de negocios cuyo tiempo es costoso”.

Agregó que “el ‘pasaporte’ de inmunidad que desarrollamos permitiría la creación de áreas estériles donde no hay peligro de infección y donde miles de personas se sentirían seguras para realizar cualquier actividad sin temor. No hay duda de que nuestra tarjeta y plataforma son una de las claves para la apertura de los cielos y el movimiento masivo de millones de turistas y empresarios de un país a otro, incluida la seguridad durante el tiempo que pasan en las terminales del aeropuerto y en los aviones”.

La tarjeta biométrica consta de una foto del titularuna firma digitalun chip inteligente y una marca de agua de holograma para la autenticación. Además, la tarjeta estará vinculada a la base de datos médicos del país emisor, que proporcionará información cifrada actualizada sobre el “perfil” COVID-19 del titular de la tarjeta.

El proceso de emisión de las tarjetas sería supervisado por el respectivo Ministerio de Salud de los titulares de tarjetas en cooperación con los proveedores locales de salud y los hospitales.

“La solución de Pangea es flexible y apoyará el protocolo de cada país, incluido el de Israel, que actualmente se encuentra en proceso de desarrollo”, dijo la compañía en un comunicado. “El sofisticado motor de búsqueda de la compañía revisará cada caso y determinará si el titular de la tarjeta cumple con los requisitos necesarios para ingresar. El motor es dinámico y podría realizar actualizaciones en tiempo real a medida que los países revisen sus requisitos para lidiar con un entorno de salud cambiante”.

Pangea está discutiendo actualmente la solución con “varios gobiernos”, incluido el de Israel, para “definir las pruebas médicas y los procesos necesarios [para que los viajeros] sean elegibles para el documento”, que según ellos probablemente incluirá un hisopo molecular (PCR) y serológico (IGM), que se realizarán en momentos predeterminados previos al vuelo.

El protocolo también calculará el nivel de riesgo asociado con la ciudad y la región donde reside el solicitante de la tarjeta, en correlación con la propagación del virus, y observará varios requisitos de aislamiento en el país al que vuelan los portadores de la tarjeta, o en su hogar país a su regreso del extranjero”, agregó la compañía.

Pangea señala que su próximo paso es convertir el “pasaporte” en un perfil médico digital completo del titular de la tarjeta, que estará disponible para el acceso de proveedores médicos de todo el mundo, incluidas ambulancias, salas de emergencia y hospitales, así como otros “organizaciones”.

“En la actualidad, en muchos países, los hospitales y los proveedores nacionales de salud no están conectados y la hospitalización ocurre sin la mayor parte del historial médico del paciente”, concluyó Pangea. “La solución médica ‘pasaporte’ que Pangea planea ofrecer resolverá este grave problema y permitirá una atención más eficiente y de calidad con la máxima seguridad y privacidad. Además, esta tarjeta puede servir como una tarjeta de vacunación digital que reemplazará a la tarjeta de vacunación tradicional”.