Indyk: Israel ofreció a los palestinos partes de la zona C y la congelación de la construcción

Indyk sirvió como enviado especial de Estados Unidos en los nueve meses de negociaciones entre israelíes y palestinos que terminaron en fracaso en abril de 2014.

Martin Indyk REUTERS

Durante las negociaciones de 2013-2014 funcionarios israelíes estaban dispuestos a entregar partes de la zona C de Samaria y Judea [Cisjordania] a la Autoridad Palestina y congelar la construcción de asentamientos, dijo Martin Indyk el jueves en Tel Aviv.

Se desempeñó como enviado especial de Estados Unidos en los nueve meses de conversaciones entre israelíes y palestinos que terminaron en fracaso en abril de 2014.

“En la última noche de las negociaciones en que estuve involucrado, los negociadores israelíes llegaron con una oferta de decenas de miles de dunams de [la zona] C y alrededores, que estaban preparados a dar al control de la Autoridad Palestina para construir lo que quisieran en ellos sin el régimen de permisos y así sucesivamente”, dijo Indyk el jueves.

“Y eso se produjo en el contexto de una congelación de los asentamientos”, Indyk dijo a la audiencia en la Conferencia de Israel sobre Paz, patrocinada por el diario Haaretz.

“¿Por qué no se puede hacer esto ahora?”, preguntó.

Más tarde confirmó la cita para  The Jerusalem Post, pero no se extendió en ella.

Cuando Indyk renunció a su cargo como enviado especial en julio 2014 para volver al Brookings Institution en Washington, citó la falta de confianza entre israelíes y palestinos como una de las razones fundamentales de que las conversaciones, auspiciadas por el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, hubieran fracasado.

En Tel Aviv el jueves Indyk dijo que todavía sentía que “los israelíes y los palestinos carecían de la necesaria confianza mutua para que se produzcan progresos“.

Sin embargo, sigue siendo importante avanzar para resolver el conflicto, dijo Indyk. “La alternativa a no intentarlo es con lo que nos enfrentamos hoy; una especie de desesperanza que lleva a ninguna parte”, dijo.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, podría ser un socio para la paz mañana si Israel congelara la construcción de asentamientos, dijo Indyk.

“Puedo decir por experiencia personal que ellos [los asentamientos] son el problema”, dijo Indyk.

Advirtió que sin esa congelación en la construcción judía en la zona C de Cisjordania, que está bajo control civil y militar israelí, la opción para una solución de dos estados podría desaparecer.

Las zonas A y B, que ascienden al 40 % de Cisjordania, están bajo el control civil de la Autoridad Palestina. Pero la Autoridad Palestina quiere el control de la zona C, donde se encuentran todos los asentamientos israelíes, y el este de Jerusalem, que consideran la capital de su futuro Estado.

Sin esas zonas teme que no tendría territorio suficiente para un Estado viable.

Indyk y muchos en la comunidad internacional están de acuerdo con esa evaluación.

“La insidiosa anexión [israelí] que continúa a buen ritmo cada día hará que sea imposible que cualquier parte de ese 60% ​​[la zona C de Cisjordania] vuelva a los palestinos, y por lo tanto no habrá una solución de dos estados, si no se hace algo”, dijo Indyk.

“Ustedes pueden presionar a su gobierno a que haga eso”, instó al auditorio repleto de cientos de oyentes.

Indyk hizo su declaración en un momento en que Israel está bajo la presión de Estados Unidos y la comunidad internacional toma medidas para preservar la opción de una solución de dos estados, sobre todo dada la ausencia de una nueva iniciativa de paz. La semana pasada, funcionarios estadounidenses dijeron que no creen que se pueda alcanzar un acuerdo final para la creación de dos estadosdurante los 14 meses que quedan del gobierno de Obama.

Añadieron que incluso la reanudación de las conversaciones era poco probable.

Diplomáticos actuales y anteriores en la conferencia en Tel Aviv dijeron que creían que las conversaciones podrían renovarse si Israel tomara medidas para mejorar la vida económica delos palestinos, permitiera que la AP desarrollara partes de la zona C y congelara la construcción de asentamientos.

Tony Blair, el ex enviado del Cuarteto para Oriente Próximo, se centró menos en la cuestión de los asentamientos y en cambio prefirió pensar de qué manera Israel podría facultar a la Autoridad Palestina, sobre todo económicamente a cambio de devolver a Abbas a la mesa de negociaciones.

Esas medidas podrían incluir las telecomunicaciones, el movimiento y el acceso, la contenerización y desarrollo palestino de la zona C.

“Hay una serie de cosas que podrían hacer una diferencia en la vida de la gente sobre el terreno, y mejorar la economía palestina y también tienen importancia política”, dijo.

Sin embargo, cualquier esfuerzo por revivir las conversaciones de paz también debe incluir la reunificación de Fatah y Hamas y el apoyo de los países árabes de la región, dijo Blair.

Estando en Washington esta semana, el primer ministro, Benjamin Netanyahu, dijo que no ha perdido la esperanza de una solución de dos estados. Pasó tres horas con Kerry discutiendomaneras de avanzar en el proceso diplomático con los palestinos.

Netanyahu ha llamado insistentemente a los palestinos a regresar a la mesa de negociaciones. Los palestinos se han negado a hacerlo a menos que Israel detenga la construcción de asentamientos en Cisjordania y la construcción judía en Jerusalem oriental.

Netanyahu rechazó esa petición e insistió en que el centro del problema es el rechazo palestino a reconocer que Israel es la patria del Pueblo judío. Netanyahu ha ignorado de manera similar una llamada del partido Unión Sionista a congelar la construcción en asentamientos aislados, a fin de garantizar que la construcción puede continuar en los bloques que Israel espera retener en cualquier acuerdo final de estado con los palestinos.

Netanyahu ha señalado que al asumir el cargo en 2009, instituyó una moratoria de 10 meses en la nueva construcción de colonos en Cisjordania, que no condujeron a nuevas negociaciones. En la conferencia en Tel Aviv, el Coordinador Especial de las Naciones Unidas para el Proceso de Paz de Oriente Medio Nickolay Mladenov dijo que la continua construcción de asentamientosera el bloque de tropiezo, tanto para el proceso de paz como para la solución de dos estados. También hizo un llamado a Israel a reconocer a Palestina como Estado.

“Si se acepta el derecho del Estado de Israel a existir, ¿cómo se puede negar el derecho a existir del Estado de Palestina?”, dijo Mladenov.

“Hay un solución de dos estados mala y una buena“, dijo. “La solución de dos estados buena es el estado de Israel y Palestina. La solución de dos estados mala, es el estado de Israel y el estado de los colonos en Cisjordania”, dijo Mladenov.

Las palabras de Netanyahu en apoyo de una solución de dos estados deben estar respaldadas por cambios de política significativos que dan esperanza a los palestinos, dijo.

Una arquitectura internacional también debe estar configurada para que otros países de la región pueden apoyar la resolución del conflicto, agregó. La palomita congelada de la paz debe ser descongelada, dijo. Vamos a “asegurar que cuando se congele, no está muerta“, dijo Mladenov.

Fuente: The Jerusalem Post / Tovah Lazaroff

http://www.enlacejudio.com/2015/11/13/indyk-israel-ofrecio-a-los-palestinos-partes-de-la-zona-y-la-congelacion-de-la-construccion/

 

Radio World Powered By : radioworld.com