Incendie fuego a la tumba de Ester y Mordejai en Irán

Un antiguo santuario venerado por los judíos iraníes como el lugar de enterramiento de los bíblicos Ester y Mordejai fue incendiado durante la noche

 

Los grupos judíos estadounidenses condenan el presunto incendio provocado como “asalto abiertamente antisemita contra los judíos y el judaísmo”, exhortan a Teherán a proteger los sitios judíos y llevar a los responsables ante la justicia, publica The Times of Israel en su sitio web.

Según se informa, un antiguo santuario venerado por los judíos iraníes como el lugar de enterramiento de los bíblicos Ester y Mordejai fue incendiado durante la noche, dijeron el viernes grupos judíos estadounidenses.

La organización de derechos humanos del Centro Simon Weisenthal dijo que había recibido confirmación  de activistas iraníes del ataque incendiario.

No hubo información inmediata sobre el daño causado por el incendio. El incendio provocado se produjo el 14 de mayo, el 72 aniversario de la fundación del Estado de Israel.

“Históricamente, los musulmanes salvaguardaron los lugares sagrados judíos de Persia a Marruecos, incluida la Tumba de Ester y Mordejai (Mardoqueo). Pero todo eso ha cambiado bajo los ayatolás y los movimientos terroristas que han generado. En los últimos años ha habido protestas antisemitas anuales en el Sitio Santo donde los judíos han venido a rezar pacíficamente durante cientos de años”, dijo el Centro Simon Weisenthal en un comunicado, comparando el “bárbaro ataque” con las profanaciones nazis de sitios judíos.

“Inquietantes informes de #Iran de que la tumba de Ester y Mordejai, un sitio sagrado judío, fue incendiada de la noche a la mañana”, tuiteó el CEO de la Liga Anti-Difamación (ADL) Jonathan Greenblatt, sin citar las fuentes del informe.

“Esperamos que las autoridades lleven a los perpetradores de este acto #antisemita a la justicia y se comprometan a proteger los lugares sagrados de todas las minorías religiosas en Irán”, dijo Greenblatt.

La Conferencia de Presidentes de las principales organizaciones judías estadounidenses condenó el presunto incidente.

“Estamos indignados por los informes de que la Tumba de Ester y Mordejai en Hamedan, Irán, fue profanada por un incendio provocado anoche”, dijo un comunicado.

“Este acto aborrecible e inconcebible representa no solo un asalto abiertamente antisemita contra los judíos y el judaísmo, sino también un asalto a todas las personas de fe. Debe ser condenado inequívocamente por la comunidad internacional. El gobierno de Irán debe actuar para evitar nuevos ataques y llevar ante la justicia a los responsables”.

Mujer judia irani rezando en la tumba de Esther (Shutterstock)

El incidente siguió a los informes en febrero de que los iraníes amenazaban con arrasar el santuario en un acto de venganza contra Israel y Washington.

Según los informes de la prensa iraní en ese momento, miembros del grupo de estudiantes de línea dura Basij en la provincia de Hamadan, donde se encuentra el santuario, emitieron un comunicado amenazando con derribar el edificio y reemplazarlo con un consulado palestino, en medio de la ira por el plan de paz de la administración Trump publicado el mes pasado.

“Desde febrero, miembros de la milicia iraní Basij han amenazado una vez más con arrasar la tumba de los héroes judíos históricos Mordejai y la reina Ester. Parece que estos terroristas domésticos intentaron llevar a cabo este escandaloso acto de profanación con este ataque premeditado”, dijo la Conferencia de Presidentes de las principales organizaciones judías estadounidenses en su declaración del viernes.

Según la Alianza por los Derechos de Todas las Minorías, un grupo con sede en EE. UU. que presiona por la libertad religiosa en Irán, los informes en febrero incluyeron a las autoridades iraníes que pedían que se derribara el sitio, aunque no se pudo verificar la veracidad de esto.

Ali Malmir, jefe de la oficina de turismo de Hamadan, dijo el 7 de febrero al canal de noticias ISNA del régimen que no sería posible convertir el santuario en un edificio consular, señalando que el sitio estaba protegido como una obra de patrimonio histórico según la ley iraní, y podría no ajustarse a las necesidades de una oficina diplomática.

Sin embargo, el jefe de Hamadan Basij dijo al medio que los funcionarios iraníes deberían ver la defensa de los derechos palestinos como un patrimonio cultural más importante.

Se cree que el edificio contiene las tumbas de Ester y Mordejai, los héroes de la historia judía de Purim, en la que frustran los planes de un virrey persa de destruir la comunidad judía allí.

Si bien el sitio está protegido por la ley iraní, los funcionarios en 2011 rebajaron su estado, semanas después de que se realizara una protesta en el sitio en respuesta a afirmaciones infundadas de que Israel amenazaba con derribar la Mezquita Al-Aqsa en Jerusalén.