Inauguran memorial del Holocausto en Rio de Janeiro en Brasil

(JTA) — Río de Janeiro inauguró un memorial del Holocausto que incluye una torre de 22 metros de altura y domina el Pan de Azúcar, uno de los monumentos más famosos de América del Sur.

Río de Janeiro inauguró un memorial del Holocausto que incluye una torre de 22 metros de altura y domina el paisaje del Pan de Azúcar.

Varios funcionarios del gobierno y representantes comunales judíos asistieron al evento de inauguración en la segunda ciudad más grande de Brasil el domingo.

El secretario de Comunicaciones de Brasil, Fabio Wajngarten, que es judío, representó al presidente Jair Bolsonaro.

“Soy nieto de sobrevivientes del Holocausto. Mi abuela tenía tatuado un número en el brazo y lo que me dijo nunca lo olvidaré. No podemos olvidar las atrocidades del Holocausto”, expresó Wajngarten.

La torre del memorial está dividida en 10 partes, que representan los Diez Mandamientos. En su base, está escrita la frase “No matarás”.

Un gran espacio subterráneo alberga un área de exhibición interactiva de alta tecnología. El presidente de la Corte Suprema de Brasil, el juez Luiz Fux, enfatizó que uno no puede permanecer indiferente ante el dolor de los demás y citó al sobreviviente del Holocausto Elie Wiesel.

“La indiferencia es el mayor peligro para la humanidad. Todo esto se debió a la indiferencia. No recordar el Holocausto significa volver a matar a estas personas”, comentó Fux, un nieto nacido en Río de refugiados judíos rumanos que se convirtió en el primer presidente judío del tribunal más alto de Brasil a principios de este año.

El monumento se encuentra en la cima del parque Yitzhak Rabin, que fue inaugurado por la viuda del primer ministro asesinado de Israel, Leah Rabin, en 1996.

El lugar ofrece una vista impresionante de la pintoresca montaña Pan de Azúcar. Financiado por el sector privado, el monumento fue conceptualizado por el difunto concejal de la ciudad de Río, Gerson Bergher.

Su viuda y recientemente reelegida miembro del consejo de Río, Teresa Bergher, enfatizó los propósitos educativos del monumento.

“Nuestra intención es que las escuelas públicas puedan realizar visitas constantes al memorial, para que los estudiantes de la red municipal y estatal conozcan mejor lo que fueron el Holocausto y el régimen nazi”, dijo.

El hijo de los Bergher, Ary, ex presidente de la federación judía de Río, recordó a los asistentes al evento los 30 años de dedicación de su padre a la construcción del monumento. “Luchó por dejar un legado a la humanidad. El monumento es un sueño hecho realidad”, señaló Ary Bergher.

Se espera que el memorial albergue exposiciones nacionales e internacionales con temas relacionados con la defensa de los derechos humanos, la tolerancia y el humanismo.

Trabajará en cooperación con otras instituciones importantes de este tipo, incluidos los museos del Holocausto en Jerusalén y Washington, y la Casa de Ana Frank en Amsterdam.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, envió un mensaje de video grabado que se reprodujo en el evento el domingo.

“Tengo la esperanza de que este nuevo monumento sirva para fortalecer la conciencia sobre el Holocausto en esta generación y en las generaciones venideras”, dijo Netanyahu.

El alcalde de Río, Marcelo Crivella, un ferviente cristiano evangélico y amigo de la comunidad judía pro-israelí de derecha desde hace mucho tiempo, colocó la piedra angular del monumento en 2017.

“Hoy, la ciudad de Río de Janeiro está magnificada, dignificada, ennoblecida y redimida de la ausencia de un homenaje justo”, dijo Crivella a la Jewish Telegraphic Agency el lunes.

Río es el hogar de unos 35 mil judíos. Aproximadamente la mitad de la comunidad judía de 120 mil miembros de Brasil vive en Sao Paulo.