Importante avance en la lucha contra el cáncer de piel

El cáncer de piel se mantiene benigno y permanece restringido a una pequeña porción de la piel hasta que súbitamente comienza a enviar sus células malignas hacia el interior de los tejidos en un proceso conocido como metástasis y se vuelve mortal para el paciente.

Los estudios conducidos por la Universidad de Tel Aviv descubrieron una impactante relación entre las células malignas del melanoma y las células del tejido adiposo del cuerpo humano.

Las células adiposas alrededor del tejido transfieren una proteína llamada citocina a las células del melanoma, permitiendo que estas absorban grandes concentraciones de la beta-proteína TGF, que activa la agresividad del melanoma y dispara la metástasis.

El equipo liderado por la profesora Carmit Levy y la Dra. Tamar Golan descubrió que este proceso puede ser revertido y producir los efectos contrarios, es decir, el melanoma agresivo volvería a su estado “dormido” al dejar de recibir el estímulo por parte de las células adiposas.

Hasta el momento las pruebas han tenido éxito en tejidos animales en el laboratorio y se espera refinar sustancias que generen el efecto deseado en la perniciosa relación que establecen las células adiposas del cuerpo y las cancerosas del melanoma.

Al día de hoy esas sustancias existen y se aplican para lograr la paralización de la metástasis en otros tipos de cáncer como el pancreático y el de próstata, pero no se habían diseñado aún para ser aplicadas en los melanomas. Aurora

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com