Honduras e Israel acordaron unir esfuerzos para atender la pandemia del COVID-19

Honduras e Israel acordaron unir esfuerzos para atender la pandemia del COVID-19, informó el presidente del país centroamericano, Juan Orlando Hernández.

El gobernante hondureño indicó en redes sociales que dialogó con el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, y convinieron en sumar esfuerzos contra la mortal enfermedad.

“Hoy sostuve cordial y productiva plática con nuestro amigo, el Primer Ministro @netanyahu @IsraeliPM, le felicité por su triunfo. Él preguntó sobre la situación del coronavirus y acordamos trabajar juntos al respecto”, subrayó Hernández.

Agregó que durante la conversación hablaron, además, sobre la apertura de las embajadas de ambos países en Tegucigalpa y Jerusalén.

Tema de conversación también fue la continuación de la agenda bilateral en distintos temas, entre ellos, educación, agricultura, seguridad y tecnología, según señaló la Casa Presidencial de Tegucigalpa en un comunicado.

Hernández también dijo que con Netanyahu reafirmaron “la fuerte amistad que a une a nuestros pueblos, Israel-Honduras”.

El coronavirus ha causado en Honduras al menos 105 muertos, mientras que otras 1.685 personas han contraído el patógeno, según el último informe del estatal Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager).

Los últimos seis decesos fueron confirmados el jueves por el Sinager, que además señaló que ha habido 224 nuevos casos de contagios entre las 527 pruebas de laboratorio.

El departamento de Cortés, en el norte del país, fue el que más nuevos contagios reportó, 164; en tanto que el de Francisco Morazán, donde se encuentra Tegucigalpa, la capital hondureña, añadió 30 y es la segunda región con más casos de la enfermedad.

Cortés, la región de mayor crecimiento comercial, industrial y económico, registra la mayoría de los casos de contagiados por el coronavirus en Honduras.

Para frenar la propagación de la pandemia, el Gobierno decretó desde a mediados de marzo un toque de queda que no se está cumpliendo rigurosamente, porque muchas personas salen de sus hogares sin el uso de mascarillas y otras medidas recomendadas por las autoridades sanitarias. EFE