Hermano del presidente de Honduras, condenado a cadena perpetua en EE. UU.

Tony Hernández, fue declarado culpable de tráfico de cocaína a Estados unidos, falso testimonio y posesión de armas de fuego entre otros delitos.

Juan Antonio Tony Hernández, hermano del actual presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, fue condenado por un tribunal federal de Nueva York a cadena perpetua, el martes, por tráfico de drogas a gran escala.

Tony Hernández, de 42 años, fue declarado culpable en octubre de 2019. Los delitos por lo que fue hallado culpable, incluyen tráfico de cocaína a Estados Unidos, falso testimonio y posesión de armas de fuego.

Mientras el juez dictaba sentencia, afuera de la corte un grupo de personas exigía la extradición del presidente hondureño Juan Orlando Hernández, a quien los fiscales del caso también acusan de haber participado -junto a su hermano- en el envío de 185 toneladas de drogas a Estados Unidos. El presidente Hernández ha rechazado reiteradamente estas acusaciones.

“El acusado era un congresista hondureño que, junto a su hermano Juan Orlando Hernández, desempeñó un papel de liderazgo en una conspiración de narcotráfico violenta y auspiciada por el Estado”, indica la sentencia.

La Fiscalía había pedido al juez Kevin Castel de la corte federal de Manhattan, que preside el caso, que aplique a Tony Hernández una pena de cadena perpetua, por “narcotráfico apoyado por el Estado” y la restitución de 138 millones de dólares de “dinero teñido de sangre”, además del pago de una multa de otros 10 millones de dólares.

La defensa del acusado, le pidió al magistrado que dicte 40 años de cárcel, la menor condena posible. Además, esgrimió que se ha politizado el caso, según un escrito dirigido a Castel.

El exdiputado hondureño de 42 años fue hallado culpable, tras un juicio de dos semanas celebrado en Nueva York en octubre de 2019.

La sentencia había sido aplazada en repetidas ocasiones en el último año, incluso durante el pasado mes de febrero, mientras avanzaba el juicio de Geovanny Fuentes Ramírez, en el cual, el presidente hondureño aparece formalmente como co-conspirador.

Las reacciones

Más temprano el martes, el presidente Hernández se había adelantado al anuncio, indicando que resultado sería una noticia muy dolorosa.

Tras el resultado, la familia de Tony Hernández dijo sentirse dolida por la decisión judicial de Estados Unidos.

“Recibimos con mucho dolor la condena injusta emitida este día por el Tribunal de Nueva York contra una persona que, con valentía, decidió enfrentarse al sistema judicial estadounidense para probar su inocencia”, según comunicado de la Presidencia distribuido a la prensa.

El texto, desglosado en catorce puntos, insiste en la inocencia de Tony Hernández, califica de “supuestas evidencias” las pruebas mostradas en el juicio y asegura que en el juicio “prevalecieron los falsos testimonios de criminales que estaban dispuestos a decir cualquier mentira o libreto para lograr su propósito de vengarse”.

* Con información de Laura Sepúlveda, desde Nueva York.