Hallan en Israel 425 monedas de oro de hace 1,100 años

Una colección de 425 monedas de oro de la época del califato abasí, de hace unos 1,100 años, fue descubierto en una excavación arqueológica en el centro del país, anunció este lunes la Autoridad de Antigüedades de Israel (AAI), de acuerdo con el sitio The Times of Israel.

El tesoro fue descubierto por un grupo de jóvenes que realizaban trabajo voluntario antes de su servicio militar obligatorio, según un comunicado de la AAI.

“Fue increíble. Cavé en el suelo y cuando excavé el suelo, vi lo que parecían hojas muy delgadas”, dijo el adolescente Oz Cohen. “Cuando miré de nuevo, vi que eran monedas de oro. Fue realmente emocionante encontrar un tesoro tan especial y antiguo”.

Los directores de excavación Liat Nadav-Ziv y el Dr. Elie Haddad dijeron que se asumió que quien enterró las monedas habría esperado poder recuperar las monedas, y que el hallazgo podría apuntar al comercio internacional realizado por los residentes del área.

“Encontrar monedas de oro, ciertamente en una cantidad tan considerable, es extremadamente raro. Casi nunca los encontramos en excavaciones arqueológicas, dado que el oro siempre ha sido extremadamente valioso, fundido y reutilizado de generación en generación”, dijeron los directores en un comunicado.

“Las monedas, hechas de oro puro que no se oxida en el aire, se encontraron en excelentes condiciones, como si hubieran sido enterradas el día anterior. Su hallazgo puede indicar que el comercio internacional tuvo lugar entre los residentes del área y áreas remotas”, se lee en el comunicado.

El Dr. Robert Kool, un experto en monedas de la AAI, dijo que el peso total del tesoro, alrededor de 845 gramos de oro puro, habría sido una cantidad significativa de dinero a fines del siglo IX.

“Por ejemplo, con esa suma, una persona podría comprar una casa de lujo en uno de los mejores barrios de Fustat, la enorme y rica capital de Egipto en esos días”, dijo Kool, y señaló que en ese momento la región era parte de el califato abasí, que se extendía desde el actual Irán hasta el norte de África, con una sede central del gobierno en Bagdad.

“El tesoro consiste en dinares de oro completos, pero también, lo que es inusual, contiene alrededor de 270 pequeños recortes de oro, piezas de dinares de oro cortadas para servir como cambio pequeño”, dijo Kool.

Agregó que uno de esos recortes era excepcionalmente raro y nunca antes se había encontrado en excavaciones en Israel: un fragmento de un solidus de oro del emperador bizantino Teofilo (829-842 EC), acuñado en la Constantinopla.

Según la AAI, la existencia del fragmento en un tesoro de monedas islámicas sirve como evidencia de las conexiones entre los dos imperios rivales.

“Este raro tesoro será sin duda una gran contribución a la investigación, ya que los hallazgos del período abasí en Israel son relativamente pocos. Esperamos que el estudio del tesoro nos diga más sobre un período del que todavía sabemos muy poco”, dijo Kool.