Gobierno salvadoreño declarará alerta contra el virus chikungunya

gobierno-toma_medidas_PREIMA20140618_0269_32El presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, anunció este miércoles que se declarará una situación de alerta para combatir el chikungunya, que ha aparecido por primera vez en el país afectando a más de mil personas.

SAN SALVADOR.- “Voy a enviar orientaciones precisas al secretario de Vulnerabilidad (y director de Protección Civil, Jorge Meléndez) para que decrete una alerta estratificada”, declaró el gobernante.

Sánchez Cerén hizo el anuncio al término de una visita a la comunidad rural de El Zapote Abajo, del municipio de Ayutuxtepeque, departamento de San Salvador  (centro), donde se ha registrado la mayoría de casos de la enfermedad.

El mandatario explicó que la declaración de alerta estratificada permitirá combatir los zancudos transmisores del chikungunya en los lugares donde ha aparecido la enfermedad para evitar que se extienda a todo el país.

El chikungunya es transmitido por los mismos vectores del dengue, los zancudos aedes aegypti y aedes albopictus, por lo que las autoridades salvadoreñas insisten en que la población erradique sus criaderos.

Sánchez Cerén advirtió de que el chikungunya “puede convertirse en una epidemia” , ya que actualmente es la temporada de lluvias y “hay muchos zancudos por todas partes”.

Para enfrentar el problema, el Gobierno ha decidido “atacarlo desde ya y por eso es que vamos a activar el sistema de alerta (…), para que no se expanda a todo el país”, reafirmó.

El mandatario apuntó que, según los datos que le entregaron las autoridades del Ministerio de Salud, “hasta el 17 de junio las personas que están infestadas por el zancudo son mil 102”.

La ministra de Salud, Violeta Menjívar, dijo el sábado, cuando confirmó la presencia del chikungunya en el país, que se registraban mil 200 casos, pero el domingo aclaró que eran mil 119.

La mayoría de casos se ha registrado en la comunidad visitada hoy por Sánchez Cerén y en otros lugares del municipio de Ayutuxtepeque, y otros mas en los municipios de Apopa y Mejicanos, aledaños a San Salvador, según las autoridades sanitarias.

El Ministerio de Salud no ha determinado por qué vía ingresó a El Salvador el virus del chikungunya.

El Salvador es el primer país centroamericano donde se produce un brote de esta enfermedad; Panamá ha registrado “dos casos importados”, según el representante interino de la Organización Panamericana de la Salud  (OPS) en El Salvador, Hernán Luque.

La ministra Menjívar pidió el domingo último a la población “no alarmarse”  porque el chikungunya “no puede considerarse grave”, pues “en general es una enfermedad benigna; dura aproximadamente una semana, hay que estar en reposo, no automedicarse”.

El chikungunya, cuyo nombre significa “retorcerse” en la lengua Kimakonde, apareció por primera vez en Tanzania en 1952 y desde allí migró al resto de frica y Asia y recientemente brotó en El Caribe, según la Organización Mundial de la Salud.

 

Fiebre chikungunya se propaga por el Caribe, con 165 mil posibles afectados

La fiebre chikungunya, transmitida por mosquitos y con síntomas similares al dengue, se propaga con rapidez por el Caribe, donde, tan sólo seis meses después de haberse registrado por primera vez, ya ha sido detectada en más de veinte países, con cuatro mil 800 casos confirmados y hasta 165 mil sospechosos.

Además, y ante el próximo comienzo de la época de lluvia en la región, mantiene en alerta a otros países del continente, como EE. UU., donde se han detectado 80 casos  (25 sólo en Florida) de personas que contrajeron el virus estando de viaje en el Caribe, pero aún no se han registrado contagios locales.

También se han detectado lo que se conoce como “contagios importados”  en Venezuela  (2), Panamá  (2), Brasil  (7), Chile  (2) y Cuba, país este último donde el Ministerio de Salud Pública confirmó hoy seis casos de personas que contrajeron el virus en Haití y República Dominicana, donde la chikungunya afecta ya a decenas de miles de personas.

Otros países del continente también han activado mecanismos de prevención, como Colombia, al tiempo que se ha detectado incluso en El Salvador, que no es un país ribereño del mar Caribe, pero que está en alerta tras haber contabilizado 1.119 casos.

El virus, para el que no hay vacuna ni tratamiento específico, es endémico en el sudeste asiático, África y Oceanía, pero a América no había llegado hasta el pasado diciembre, cuando se detectó en la parte francesa de San Martín.

Desde entonces se ha propagado por el Caribe, hasta superar -según la Organización Panamericana de la Salud- los 165 mil posibles casos de una fiebre que muy raramente resulta mortal y que se trata sintomáticamente igual que el dengue, pues también causa fiebre y dolores en articulaciones durante días, aunque en ocasiones se pueden prolongar por semanas e incluso meses.

Según el recuento de la Agencia de Salud Pública Caribeña  (CARPHA, en inglés), los más afectados hasta el momento son Martinica, con mil 515 casos confirmados, y Guadalupe, con mil 328, aunque se sospecha que unas 35 mil personas en cada uno de esos países podría haber contraído el virus.

Se entiende por caso “sospechoso”  el que no ha sido comprobado por laboratorio pero presenta los correspondientes síntomas y se corresponde con gente que ha coincidido en entornos donde sí se han confirmado casos en las mismas fechas.

POR AGENCIA EFE / EL SALVADOR

 

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com