General Motors: cómo el paro de obreros en EE.UU. está golpeando a México y Canadá

La huelga de los trabajadores estadounidenses de la automotriz General Motors (GM) avanza este jueves por su tercera semana, lo que ya comienza a resentirse más allá de Estados Unidos.

La empresa ha tenido que poner en paro a 6.000 empleados en México, muchos de los cuales solo reciben un porcentaje de su salario mientras continúa el conflicto en el país vecino.

Alrededor de 50.000 obreros afiliados al sindicato United Auto Workers (UAW) en Estados Unidos iniciaron el pasado 16 de septiembre una de las huelgas más numerosas en la historia de la empresa fundada en 1908.

Entre sus demandas están el aumento de sueldos y prestaciones, contratos permanentes para trabajadores temporales, así como la garantía de que haya más producción en las plantas de Estados Unidos, en lugar de las de otros países.

Obreros de la UAW en huelgaUnos 50.000 empleados de General Motors afiliados al sindicato UAW están en huelga desde el pasado 16 de septiembre.

La última propuesta de GM, dirigida por Mary Barra, fue entregada el pasado domingo e incluye aumentos progresivos para los próximos cuatro años, pero la UAW consideró que no era satisfactoria con sus demandas.

“Hubo muchas áreas que se quedaron cortas, como la atención médica, los salarios, los empleados temporales, los trabajos calificados y la seguridad laboral, por nombrar algunos”, dijo el vicepresidente de UAW, Terry Dittes.

Una contrapropuesta fue enviada a la compañía y los empleados están a la espera de una nueva oferta de la empresa.

Bernie Sanders en una protesta del UAWPrecandidatos presidenciales como el senador Bernie Sanders se han manifestado al lado de los trabajaddores del UAW.

La huelga ha causado pérdidas a la empresa estimadas en unos US$1.000 millones, según un informe del centro financiero JPMorgan Chase.

Pero además, miles de empleados fuera de Estados Unidos están también sufriendo los efectos del prolongado paro.

Empleados a casa en México y Canadá

GM México informó que desde el martes inició un “paro técnico” de producción en la planta ubicada en Silao, Guanajuato, en el centro del país.

Ello debido a que hay una “falta de componentes provenientes de plantas en Estados Unidos” producto de la huelga.

De los 19.000 empleados que tiene la firma en todo México, todos los 6.000 que laboran en la planta de Silao fueron enviados a casa de manera temporal hasta que se reinicien las operaciones en Estados Unidos.

“Los empleados reciben un porcentaje de su sueldo”, dijo un portavoz de GM México sin detallar a cuánto asciende la baja de salario.

Un empleado en la planta de Silao de General MotorsLos empleados de Silao fueron puestos en paro obligatorio y solo reciben un porcentaje de sueldo, pero no fueron despedidos

La agencia AFP informó que, según un documento interno al que tuvo acceso, los obreros mexicanos reciben un 55% de su salario.

Los movimientos se suman a la licencia obligatoria que recibieron 3.200 trabajadores en Canadá, así como otros 500 en una planta de Ohio donde GM opera una empresa conjunta con Isuzu para fabricar motores diesel.

La huelga se produce 10 meses después de que GM anunció el cierre de cinco plantas en Estados Unidos y Canadá como parte de una gran reestructuración que incluye el despido de 14.000 empleados.

 

fuente:bbcmundo