Fundación Ilan entregó los premios Shimon Peres, que reconocen a los innovadores en la Ciudad de México

Una empresa que convierte la maleza en biocombustible y la primera carretera, a nivel global, construida parcialmente con plástico reciclado, recibieron en Ciudad de México el Premio Shimon Peres de la Fundación Ilan.

La Fundación Ilan es una organización sin fines de lucro, que busca estrechar lazos entre América Latina e Israel y que, a través de la visión de Shimon Peres, promueve el Impacto Social por medio de la innovación.

El eje rector de los reconocimientos “es promover la búsqueda de la mejor versión de uno mismo para encontrar soluciones más asertivas a la realidad disponible”, esto a través de las siguientes categorías: Educación, Salud y Ciencia, Comunicación, Medio Ambiente, Tecnología, detalló la fundación en un comunicado.

En Educación fue premiada la Unidad Educativa Ernesto Peralta, en Salud se reconoció a la Campaña de Salud Hepática y en Comunicación, la obtuvo la campaña “Soy Incorruptible”.

El Premio en Medio Ambiente fue para Dertek, una empresa que convierte la maleza en biocombustible y que además fomenta la creación de empleos en el campo al tiempo que disminuye la contaminación.

En tanto, el Premio a la Tecnología fue entregado a la primera carretera, a nivel global, hecha parcialmente con plástico reciclado.

Mientras que el galardón de Transformación Social fue para la plataforma Rutopia que permite a viajeros vacacionar en comunidades rurales, y el de la PAZ se lo llevó la entidad Reinserta, proyecto de inserción social.

“Los ganadores recibieron una escultura inédita del arquitecto Jacobo Micha, que representa los 93 años de Shimon Peres, Premio Nobel de la Paz en 1994, a través de 93 líneas”, comentó la Fundación.

La Fundación destacó que sus premios reconocen a los innovadores que logran transformar su inspiración en acciones que trascienden, a personas que no están en el mundo para adaptarse, sino para cambiarlo y han logrado un proyecto que promueve la innovación sustentable.

El de Educación se otorga a aquella persona o institución que contribuye con la mejora de la calidad de las aportaciones al aprendizaje y el desarrollo de prácticas educativas más óptimas para los estudiantes.

El de Salud a persona o institución que con su trabajo haya logrado un proyecto verdaderamente novedoso y los posibles campos que podrán ser considerados son las ciencias, medicina, investigación, divulgación e ingenierías biomecánicas.

El jurado estuvo integrado por María Araiza, directora general de la Bolsa Internacional de Valores; Paulina Vieitez, comunicóloga, escritora y filántropa; Manuel Gutiérrez Novelo, CEO de varias empresas e Inventor; Isidro AMBE, Director Comercial de Telmex y el Doctor David Kershenobich, Director General del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán. EFE