Fuerza Aérea de Israel: Déjennos seguir, no es necesario entrar en Gaza

fuerza-aerea-12-07-2014-180Mientras que esta mañana cesó sorpresivamente casi por completo el fuego de los cohetes palestinos, al menos por algunas horas, desde el lado israelí se han completado todos los preparativos para una incursión terrestre en la Franja de Gaza; y en estos momentos el Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) está esperando las instrucciones del primer ministro, Biniamín Netanyahu, y el ministro de Defensa Moshé Yaalón, para comenzar la operación.

El diario Yediot Aharonot revela que entre los altos oficiales del Estado Mayor reina casi un absoluto consenso de que una incursión terrestre sería necesaria para darle un golpe arrasador a la infraestructura terrorista que impera en la Franja – en el marco de la Operación “Margen Protector” -, para que la dura ofensiva tenga una influencia disuasiva en el largo plazo.

Sin embargo, sorprendentemente, el comandante de la Fuerza Aérea, general Amir Eshel, sostiene e incluso ha convencido al jefe del Estado Mayor, teniente general Benny Gantz, y al ministro de Defensa, de que

la Fuerza Aérea puede de hecho completar sola la destrucción del sistema de producción y lanzamiento de cohetes y con la demolición de la red de túneles.

El comandante de la Fuerza Aérea mantiene que los métodos de ataque e inteligencia cualitativa que tiene a su disposición, y la capacidad para dañar los blancos en un tiempo relativamente corto y con una dirección precisa, pueden ser tan eficientes como una incursión terrestre de gran escala, que podría implicar bajas entre los soldados israelíes y estar envuelta en errores.
Según el rotativo, la opinión de Eshel fue aceptada parcialmente por el primer ministro, el titular de Defensa y el jefe del Estado Mayor, que han autorizado a la Fuerza Aérea a actuar conforme a la estrategia que ha presentado.

En este sentido, anoche y esta mañana, el Ejército de Defensa de Israel ha aumentado el ritmo de los ataques contra los blancos de Hamás y la Jihad Islámica en toda la Franja de Gaza. Según los datos de inteligencia, este método es considerado efectivo y ejerce gran influencia sobre la voluntad de combate de las organizaciones terroristas, y concreta la destrucción de parte de su infraestructura.

 

 

Fuente: aurora