FMI: El Salvador debe “recalibrar” su política económica para acceder a la asistencia financiera

El Salvador busca el apoyo de 1.300 millones de dólares para un programa de respaldo con el FMI, que puede verse alterado por la adopción del bitcóin como moneda de curso legal por parte del país centroamericano.

El gobierno de El Salvador necesita “recalibrar algunas de sus políticas económicas” si quiere avanzar en las negociaciones de un programa de asistencia financiera con el Fondo Monetario Internacional, así lo apuntó Gerry Rice, portavoz del organismo el jueves.

El Fondo entabló negociaciones con El Salvador desde abril de este año, para llegar a un posible acuerdo de financiamiento por 1.300 millones de dólares para un programa de respaldo, recordó Rice el jueves en rueda de prensa.

Aunque el vocero del organismo financiero admitió que ha habido “progresos”, también han existido cambios desde entonces, lo que implica “una cierta recalibración de las políticas necesarias para garantizar un crecimiento inclusivo, sostenibilidad fiscal y estabilidad financiera”.

Rice explicó que en los próximos meses han acordado completar la consulta del Artículo IV de 2021, algo que “daría tiempo para preparar la evaluación completa de las medidas de política subyacentes necesarias”.

Anteriormente el FMI ha sido claro al expresar su preocupación ante la posibilidad de que el país centroamericano enfrente “problemas macroeconómicos, financieros y legales con la adopción de bitcóin”.

El pasado mes de octubre organizaciones de sociedad civil en El Salvador enviaron una misiva al FMI pidiendo imponer condiciones, como la reversión de medidas que atacan la democracia del país -entre ellas la destitución de los magistrados de la Sala de los Constitucional- para alcanzar cualquier acuerdo económico con el Gobierno de Nayib Bukele.

Calificación

En días recientes la S&P Global Ratings revisó la perspectiva de El Salvador a “negativa” desde “estable”, citando crecientes necesidades de financiamiento del país centroamericano.

De acuerdo con la calificadora de riesgos, el déficit fiscal y la deuda salvadoreñas se mantendrán altos a pesar de una fuerte recuperación económica.

“La perspectiva negativa refleja una posibilidad de al menos una en tres de una rebaja en los próximos 6 a 18 meses si el Gobierno no logra un progreso adecuado para llenar su sustancial brecha de financiamiento en los próximos años”, advirtió S&P a la agencia de noticias Reuters.

La calificadora ha sido clara en advertir sobre la necesidad de que el Gobierno llegue a un acuerdo con el FMI, “sin embargo, los retrasos en la obtención de más financiamiento, así como en la adopción de medidas fiscales correctivas (…) podrían dañar la confianza de los inversionistas y dificultar que el gobierno cubra su brecha de financiamiento”, citó.

* Con información de Reuters

Radio World Powered By : radioworld.com