Felicity Huffman: ingresa en la cárcel la actriz condenada por uno de los mayores escándalos de corrupción educativa

Fue la protagonista de uno de los mayores escándalos de corrupción educativa en la historia de Estados Unidos y, por eso, este martes la actriz Felicity Huffman ingresó en una prisión de San Francisco.

El mes pasado, la protagonista de “Esposas desesperadas” fue condenada a 14 días de cárcel luego de haber sido sentenciada por pagar un soborno de US$15.000 para que su hija fuera admitida en una universidad de élite.

Además, la sentencia incluye 250 horas de servicio comunitario y la obliga a pagar una multa de US$30.000.

“La señora Huffman está preparada para cumplir con el periodo de cárcel ordenado por el juez Talwani como parte del castigo impuesto por sus acciones”, dijo un representante de la actriz en un comunicado.

Agregó que cuando sea liberada, Huffman continuará cumpliendo con el resto de la sentencia, incluyendo un año de libertad condicionada.

Tras varios acuerdos, la Fiscalía había pedido un mes de prisión y una multa de US$20.000.

¿En qué consistió el escándalo?

Huffman y otros millonarios acusados en la investigación de estafa universitaria supuestamente pagaron sobornos, alteraron los exámenes e incluso hicieron que sus hijos fueran editados en fotos de archivo para falsificar talentos deportivos en las solicitudes.

Los padres implicados en la investigación están acusados de haber pagado sobornos, alterar los exámenes e incluso editar fotografías para que sus hijos aparecieran como estrellas del deporte en distintas disciplinas.

Actor William H. Macy, esposo de Felicity HuffmanEl esposo de Felicity Huffman,, el actor William H. Macy, también tuvo contacto con el “cerebro” del fraude, pero no fue imputado en el caso.

De esta manera aseguraron de forma fraudulenta plazas para sus hijos adolescentes en universidades de élite de EE.UU. como Yale, Georgetown y Stanford, entre otras.

Pese a que Huffman es una de las figuras de más alto perfil en el escándalo, los US$15.000 que pagó suponen una de las cantidades más pequeñas supuestamente pagadas por cualquiera de los otros padres imputados en el escándalo, según documentos legales.

Lori Loughlin, otra actriz de Hollywood implicada en el escándalo junto a su esposo, el diseñador Mossimo Giannulli, se declaró no culpable de pagar US$500.000 en sobornos para que sus hijas fueran aceptadas en la Universidad del Sur de California como parte del equipo de remo.

Las autoridades estadounidenses consideraron que esta fue la mayor investigación en temas de educación en la historia del Departamento de Justicia: involucró a más de 200 agentes y llevó al arresto de 50 personas en seis estados.

Indignación

En el comunicado emitido tras ser condenada, Huffman se mostró “profundamente arrepentida y avergonzada” por lo sucedido y aseguró que cumpliría la condena.

“No hay excusas o justificaciones para mis acciones. Punto. Me gustaría disculparme nuevamente con mi hija, mi esposo, mi familia y la comunidad educativa por mis acciones”, dijo.

La jueza Indira Talwani, por su parte, consideró que aunque Huffman aceptó la responsabilidad por sus acciones, “tratar de ser una buena madre no excusa” lo que hizo.

Sin embargo, la sentencia también provocó airadas reacciones en las redes sociales de EE.UU., un país donde delitos menores conllevan mayores penas de cárcel.

“La actriz Felicity Huffman fue condenada a 14 días de prisión por pagar US$15.000 para aumentar los puntajes de su hija en una estafa de admisión a la universidad. ¿Recuerdan cuando una mujer negra sin hogar llamada Tanya McDowell fue condenada 5 AÑOS por usar la dirección incorrecta para inscribir a su hijo en una guardería? ¿Por qué la diferencia?”, escribió el reconocido juez de distrito Greg Mathis.

La actriz y defensora pública de la ciudad de Nueva York, Eliza Orlins, por su parte, recordó un caso frecuente el que una persona fue condenada a un mes de cárcel por robar pan.

“Felicity Huffman ha sido sentenciada a 14 días en la cárcel. La semana pasada, el DA de Manhattan recomendó 30 días de cárcel por robar una barra de pan. Hace unos meses, la fiscalía de Manhattan recomendó un año de cárcel para un hombre que robó jarabe para la tos y pasta de dientes de un Duane Reade” , comentó en Twitter

Mientras, algunos vincularon la condena con la raza y la fortuna de Huffman.

“14 días para Felicity Huffman. Privilegio blanco una vez más”, escribió la también abogada Elizabeth McLaughlin.

 

fuente:bbcmundo

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com