Facebook cede sobre anuncios políticos

Facebook Inc dijo el jueves que está haciendo algunos cambios a su enfoque sobre los anuncios políticos, incluido permitir a sus usuarios que desactiven ciertas herramientas de publicidad dirigida, pero las actualizaciones no satisfacen las demandas de sus críticos ni se acercan a medidas ofrecidas por sus rivales.

La mayor red social del mundo ha prometido frenar la manipulación política en su plataforma, después de que no pudo contrarrestar la presunta interferencia electoral de Rusia y el mal uso de datos de sus usuarios por la desaparecida consultora política Cambridge Analytica en 2016.

Pero de cara a la elección presidencial de Estados Unidos en noviembre de 2020, Facebook lucha por calmar las críticas a su política de no intervenir en los temas de publicidad. En especial, ha sido criticado luego de que eximió a los anuncios de políticos de las normas de verificación de datos que aplica a otros contenidos en su red.

Facebook dijo que además de presentar una herramienta que permite a los usuarios individuales ver menos anuncios políticos y sobre temas sociales en su plataforma y en la aplicación para compartir fotografías Instagram, también pondrá a disposición del público más datos sobre audiencia de la publicidad.

En contraste, Twitter Inc prohibió los anuncios políticos en octubre, mientras que Google de Alphabet Inc dijo que no permitiría que los anunciantes dirijan los avisos electorales utilizando datos como registros públicos de votantes y afiliaciones políticas en general.

Otras plataformas como Spotify, Pinterest y TikTok también han aplicado prohibiciones.

En una publicación en un blog, el director de gestión de productos de Facebook, Rob Leathern, dijo que la compañía consideró imponer límites como Google, pero decidió no hacerlo porque datos internos indican que la mayoría de los anuncios de candidatos presidenciales estadounidenses son dirigidos a audiencias de más de 250.000 personas.

“Nosotros las basamos (nuestras políticas) en el principio de que la gente debería poder escuchar a quienes desean liderarlos, con defectos y todo”, escribió Leathern.