Expresidente salvadoreño Sánchez Cerén bajo orden de arresto

Salvador Sánchez Cerén está acusado de malversación de fondos durante su gestión como vicepresidente del país entre 2009 y 2014, bajo el mandato del expresidente Mauricio Funes.

El Ministerio Público salvadoreño emitió una orden de aprehensión contra el expresidente Salvador Sánchez Cerén (2014-2019). Al exmandatario se le acusa de malversar más 350 millones de dólares del erario público cuando fue vicepresidente de quien a la postre también fue su antecesor, Mauricio Funes.

Varios exministros, también del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), han sido arrestados por los mismos cargos.

El fiscal general de El Salvador, Rodolfo Delgado, dijo en conferencia de prensa que además se han emitido ordenes contra Manuel Orlando Quinteros Aguilar, exministro de Obras Públicas; Lina Dolores Pohl, exministra de Medio Ambiente; y José Guillermo López Suárez, exministro de Agricultura.

“Varios de ellos se encuentran fuera del país huyendo”, dijo el fiscal.

De acuerdo con la fiscalía todas las capturas forman parte del caso “Saqueo Público”, investigación que inicia con el mandato del expresidente Funes (2009–2014), primer presidente de izquierda que gobernó El Salvador y de quien Sánchez Cerén era entonces vicepresidente.

Funes, actualmente prófugo de la justicia, vive en Nicaragua bajo la protección del asilo político desde 2016.

Con relación a los hechos, el presidente de El Salvador Nayib Bukele, quien también formó parte de las filas del partido de izquierda FMLN, tuiteo que “el expresidente Salvador Sánchez Cerén ha eludido oficialmente la justicia”, ya que dejó el país cruzando una frontera terrestre en diciembre de 2020 “y nunca regresó”.

¿De qué se les acusará?

Delgado, el fiscal general, ha afirmado que todos los encausados “serán acusados ​​de blanqueo de capitales”.

De acuerdo con el funcionario, “el dinero se entregaba al palacio presidencial (…) mensualmente y era adicional al salario legal que debían recibir para ejercer un cargo público”, explicó.

Según Delgado, la investigación, iniciada en 2019, se deriva de un caso que se remonta al período 2009-2014, cuando los parlamentarios aprobaron costos de 80,8 millones de dólares durante cinco años para la presidencia. Así mismo dijo que, la malversación alcanzó los 351 millones de dólares en el período con transferencias realizadas por el Ministerio de Hacienda sin la autorización de los parlamentarios del Congreso.

El secretario general del FMLN, Óscar Ortiz, ha acusado al Gobierno de “utilizar instrumentos estatales” para continuar una operación de “persecución política”.

Es un “sistema autoritario que conduce directamente a la construcción de una nueva dictadura, de la que habíamos emergido durante casi tres décadas”, agregó Ortiz.

Al llegar al poder en 2019, Bukele puso fin a tres décadas de alternancia en el poder del FMLN y del partido de derecha Alianza Republicana Nacionalista (ARENA). Ambos principales partidos vigentes desde el final de la guerra civil en 1992.

A principios de julio, los activos de ARENA fueron incautados por una malversación de fondos en 2003.

Radio World Powered By : radioworld.com