Europa insta a Irán a cumplir con acuerdo nuclear

Las potencias europeas han desencadenado una disputa legal formal en reacción a la decisión de Irán la semana pasada de ignorar todas las restricciones impuestas bajo un acuerdo internacional histórico que pretendía evitar que Teherán desarrolle armas nucleares.

Francia, Alemania y Gran Bretaña dicen que lo hicieron con la esperanza de preservar el acuerdo de 2015, formalmente conocido como el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA), con la esperanza de que al hacerlo, Irán pueda volver a cumplir.

Los analistas dicen que es más probable que la medida signifique el final formal del acuerdo, que Irán firmó hace cuatro años con seis potencias internacionales, mientras Barack Obama estaba en la Casa Blanca.

“Reemplacémoslo con el acuerdo de Trump”

El primer ministro británico, Boris Johnson, indicó lo mismo al sugerir que probablemente sería mejor si el acuerdo “defectuoso” existente fuera reemplazado por uno nuevo negociado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Rompiendo con sus homólogos franceses y alemanes, Johnson planteó la idea durante una entrevista de radio de la BBC sobre el acuerdo actual que dio paso a un acuerdo con Trump, complementando que lo hizo por las habilidades de negociación del presidente de EE.UU.

“Reemplacemos y reemplacemos con el acuerdo de Trump. Eso es lo que necesitamos ver”, dijo Johnson a la BBC.

Más tarde, el ministro de Asuntos Exteriores británico, Dominic Raab, se distanció de los comentarios de Johnson, enfatizando que la invocación de una disputa legal por parte de los tres signatarios europeos tenía como objetivo hacer que “Irán vuelva a cumplir plenamente con sus obligaciones de JCPOA”.

Raab le dijo a la Cámara de los Comunes que “el Reino Unido, Francia y Alemania seguirán comprometidos con el acuerdo”.

La violación de Irán del Acuerdo nuclear de 2015

El acuerdo de 2015 impuso restricciones estrictas al programa nuclear civil de Irán, con el objetivo de evitar que desarrolle tales armas, a cambio del alivio de las sanciones. Teherán anunció que ya no observaría ninguna restricción nuclear después del asesinato selectivo de Qassem Soleimani, el principal general de Irán, en Bagdad en un ataque con aviones no tripulados de Estados Unidos a principios de este mes.

El gobierno iraní anunció que “establecería sus límites en función de sus necesidades técnicas”.

En una declaración conjunta el martes, los ministros de Relaciones Exteriores de Francia, Alemania y Gran Bretaña, que han estado tratando de mantener vivo el acuerdo, dijeron que el anuncio de Teherán no les había dejado más remedio que tomar medidas dentro del marco del acuerdo e invocar un mecanismo de resolución de disputas.

Si la disputa no se puede resolver, podría abrir la puerta a las potencias europeas que se unen a Estados Unidos para volver a imponer sanciones a Irán.

Incluso antes de la muerte de Soleimani, Irán había estado incumpliendo el acuerdo nuclear, levantando lentamente los límites a su producción de uranio enriquecido, que puede usarse para fabricar combustible para reactores, pero también armas nucleares. Teherán dijo que tenía derecho a hacerlo después de que el presidente Trump retiró a Estados Unidos del acuerdo internacional en mayo de 2018 y reinstaló las sanciones.

El líder estadounidense ha dicho que quiere un nuevo acuerdo que ponga restricciones indefinidas -en lugar de temporales- al programa nuclear de Irán y que detenga el desarrollo iraní de misiles balísticos.

Los cancilleres europeos dijeron que sus países, conocidos como E3, han estado tratando de que Irán vuelva a cumplir y están comprometidos en iniciativas diplomáticas para reducir las tensiones en la región. Pero agregaron que, “Mientras tanto, Irán ha continuado rompiendo las restricciones clave establecidas en el JCPOA. Las acciones de Irán son inconsistentes con las disposiciones del acuerdo nuclear y tienen implicaciones de proliferación cada vez más severas y no reversibles. No aceptamos el argumento de que Irán tiene derecho a reducir el cumplimiento del JCPOA”.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, Abbas Mousavi, respondió diciendo en un comunicado: “La República Islámica de Irán, como en el pasado, está completamente preparada para apoyar cualquier [acto de] buena voluntad y esfuerzo constructivo para salvar este importante acuerdo internacional”.

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán dijo más tarde que los europeos se estaban alineando con Estados Unidos, y dijo en un tweet que se habían “doblegado ante el dictado estadounidense”.

Los analistas dicen que los europeos se inclinan ante lo inevitable y al invocar el mecanismo de disputas, comienzan a redactar su obituario formal.

Josep Borrell, jefe de política exterior de la UE, dijo que esperaba que todas las partes hicieran “esfuerzos intensivos de buena fe” ahora que se había activado el mecanismo de disputa”.

El JCPOA es un logro significativo de la diplomacia multilateral, sostenida luego de años de negociaciones”, dijo. “A la luz de las continuas y peligrosas escaladas en el Medio Oriente, la preservación del JCPOA ahora es más importante que nunca”, agregó.

Robert Malley, presidente del International Crisis Group, un grupo de investigación con sede en Bruselas, dijo que considera que el movimiento europeo es un “error” que probablemente tendrá la “consecuencia no deseada” de fortalecer a los intransigentes en Teherán. Malley, un ex funcionario de la administración de Obama que ayudó a negociar el hito nuclear con Irán, agregó: “Cuanto más [los europeos] siguen ese camino, más se arriesgan a perder a Irán y más se arriesgan a empujar a Irán en una dirección completamente diferente. ”

Los funcionarios iraníes dicen que están dispuestos a volver al cumplimiento y que su mayor acumulación de uranio enriquecido es reversible, si Irán comienza a recibir los beneficios económicos que esperaba al entrar en el acuerdo nuclear, y si Estados Unidos levanta las sanciones.