Eta avanza por Centroamérica tras degradarse a depresión tropical y dejar al menos 18 muertos y miles de evacuados

Eta, ahora convertida en depresión tropical, provocó graves inundaciones y derrumbes por fuertes lluvias en Centroamérica después de entrar a Honduras desde Nicaragua el miércoles y dejar un saldo de al menos 18 muertos y miles de damnificados en la región.

En Honduras, las autoridades confirmaron que siete personas perdieron la vida en derrumbes de tierra o ahogados por la crecida de ríos. Seis de las víctimas eran niños.

En Nicaragua, dos hombres murieron atrapados en un deslizamiento de tierra que se produjo mientras trabajaban en una mina en el municipio de Bonanza.

En Guatemala, que también está sufriendo torrenciales aguaceros, Protección Civil informó este jueves que al menos cinco personas murieron en deslaves, entre ellas dos niños de 2 y 11 años.

En Costa Rica, una pareja falleció este jueves al ser sepultada por un derrumbe que cayó sobre su vivienda en la localidad de Coto Brus, en el sur del país.

En Panamá, dos niños de 6 y 15 años murieron en el distrito de Tierras Altas, en el occidente del país, donde también se reportan varias personas desaparecidas.

En El Salvador, cientos de personas tuvieron que ser evacuadas.

Mujer ante su casa destrozada por el paso de Eta en Pureto Cabezas, Nicaragua.
Eta se adentró en Nicaragua por el sur de Puerto Cabezas, donde muchas de sus viviendas quedaron destrozadas y sin techo por causa del viento.

Estela de destrucción

Eta tocó tierra este martes en el noroeste de Nicaragua como un potente huracán de categoría 4, con vientos sostenidos de hasta 240 km/h.

Pese a que fue debilitándose progresivamente, sus vientos y fuertes lluvias dejaron a su paso inundaciones por crecidas de ríos, deslizamientos de tierra, viviendas destruidas, caídas de árboles y postes eléctricos y miles de personas evacuadas.

Inundaciones en Guatemala
Aunque Nicaragua y Honduras son los países en el centro de la trayectoria de Eta, también Guatemala sufrió importantes inundaciones por lluvias.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés) advirtió este jueves que Eta sigue provocando fuertes lluvias e inundaciones que suponen un riesgo para la vida.

Se espera un debilitamiento progresivo durante su paso por Honduras, antes de que el viernes regrese al Caribe y recobre fuerza en su desplazamiento hacia Cuba y el sur de Florida en Estados Unidos.

Posición y trayectoria de Eta prevista por el NHC, actualizado a las 06:00 CST (GMT-6) del jueves, 5 de noviembre.
Posición y trayectoria de Eta prevista por el NHC, actualizado a las 06:00 CST (GMT-6) del jueves, 5 de noviembre.

Aunque Eta centra su furia sobre Honduras este jueves, varias ciudades del norte del país sufren inundaciones ya desde el lunes y algunas comunidades quedaron incomunicadas después de que varios puentes colapsaran por las corrientes de los ríos.

En la ciudad de Tela, por ejemplo, los bomberos tuvieron que rescatar a varias personas ante el riesgo de que se las llevara la corriente de las aguas.

Honduras permanece en un nivel de alerta roja nacional por la emergencia. En el norte del país, cientos de vecinos abandonaron sus casas cargados con sus pertenencias y con el agua cubriendo casi la mitad de su cuerpo.

“Tengo cinco niños sobre el techo de mi casa y nadie meayuda a sacarlos”, dijo a un canal local una mujer en la colonia Jerusalén de La Lima, vecina de San Pedro Sula, reporta la agencia Reuters.

Según Unicef, Eta podría afectar en total a 1.227.000 personas, incluidos casi 500.000 niños y adolescentes.

Miles de evacuados

Eta ya dejó un panorama de destrucción tras su paso por el norte de Nicaragua, donde se encuentran algunas de las más regiones indígenas más pobres del país y muchas personas viven en casas de madera o construcciones precarias.

Antes de que el ojo del huracán alcanzara la costa en la tarde del martes, el gobierno nicaragüense aseguró que 30.000 ciudadanos de la región caribeña abandonaron sus hogares y se encontraban refugiados en iglesias, escuelas y casas más seguras de familiares.

Familias en refugios.
Miles de familias fueron evacuadas a refugios en Nicaragua a la espera de que Eta abandonara la zona.

Al menos 12.000 hogares se quedaron sin energía eléctrica, según reportó la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica de Nicaragua.

Unas 4.000 personas fueron evacuadas en Honduras por las lluvias, 1.800 en Guatemala, unas 1.400 en Costa Rica y 1.200 en El Salvador, según datos oficiales.

huracán
Eta causó fuertes marejadas y vientos, inundaciones y deslizamientos de tierra.

“Hemos pasado en vela y zozobra toda la noche, no ha dejado de llover y nos dicen que esto apenas empieza, que el huracán apenas está entrando”, dijo este martes a Reuters Carmen Enríquez, habitante de Puerto Cabezas, en la costa del Caribe de Nicaragua, antes de que Eta empezara a perder fuerza.

“Tenemos mucho miedo, hay postes caídos, inundaciones, techos arrancados, el zinc de mi casa se cayó una parte”, agregó la mujer de 57 años.

¿Cuál es la previsión?

El NHC pronostica que las fuertes lluvias causadas por Eta puedan sentirse en Centroamérica hasta la noche del jueves.

Además de Nicaragua y Honduras, el organismo alertó también de posibles riesgos en áreas de El Salvador, Guatemala, Belice, Jamaica, el sureste de México, el sur de Haití y las islas Caimán.

Esta previsto que el viernes salga de nuevo al sur del mar Caribe donde, según el cono de trayectoria, podría fortalecerse y volver a ser tormenta tropical el fin de semana afectando a Cuba y el sur del estado de Florida, en EE.UU.

Carretera inundada en Honduras
El desbordamiento de ríos por las lluvias causó la inundación de carreteras en Honduras.

 

 

fuente:bbcmundo