Estados Unidos ya admite la prueba rápida de antígenos Coronavirus para ingreso de viajeros

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades hicieron una actualización del requisito para quienes deseen entrar al país norteamericano por vía aérea. Estas pruebas de antígenos ya están disponibles en algunos laboratorios salvadoreños.

El gobierno de Estados Unidos, a través de una comunicación oficial actualizada el 19 de febrero pasado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), informó que “todos los pasajeros que llegan a los Estados Unidos en avión deben presentar un comprobante de resultado negativo en la prueba de detección del COVID-19, o constancia de recuperación” del virus.

Dicha prueba debe realizarse dentro de los tres días previos a viajar a Estados Unidos, y el pasajero deberá presentar la documentación pertinente antes de abordar el avión. “La aerolínea confirmará el resultado negativo de las pruebas de detección del COVID-19 o la documentación de recuperación de todos los pasajeros antes de abordar”, detalla el CDC en su sitio oficial en internet.

En el apartado de qué tipos de pruebas de detección del Sars-CoV-2 son aceptables para cumplir esta orden, el Gobierno de Estados Unidos mantiene en vigor las PCR-RT (Cadena de Reacción de Polimerasa en Tiempo Real), pero en el sitio de la Embajada del país norteamericano en El Salvador, se informa que también las autoridades migratorias estadounidenses aceptan las pruebas rápidas de antígenos, las cuales ya están disponibles para venta e importación en El Salvador desde el 14 de febrero pasado, según informó la Dirección Nacional de Medicamentos.

Algunos laboratorios salvadoreños que ofrecen la prueba

Ya hay laboratorios que tienen a disposición de la ciudadanía estas pruebas de antígenos para detectar COVID-19, entre ellos los siguientes: Max Bloch (cuesta $80 y entrega resultados entre 4 a 6 horas); Laboratorio Centro de Diagnóstico (precio $60, entrega de 2 a 4 horas); y Laboratorios Analiza ($40, resultados en una hora).

Estas pruebas rápidas también se toman por hisopado nasofaríngeo, igual que ocurre con el tamizaje para la PCR-RT. Toman una muestra de la mucosa de la persona, muestra que es colocada en un test similar a una prueba de embarazo, donde hay reactivos que dirán si el resultado es positivo o negativo a la presencia de proteínas del virus.

Importante: esta prueba detecta rastros de la proteína del virus, pero no determina si el COVID-19 está activo o no en el individuo.

Es decir que si una prueba rápida arroja un resultado positivo, esto no indica necesariamente que la persona está infectada, pero sí que pudo tener anteriormente la enfermedad, ya que en su cuerpo hay anticuerpos generados contra el Sars-CoV-2.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *