España quiere encontrar descendientes de los 5.200 judíos salvados por Ángel Sanz Briz

Ángel Sanz Briz fue apodado el “Schindler español”. En un esfuerzo sin precedentes, las autoridades españolas están publicando una lista de los judíos húngaros protegidos de los nazis por el diplomático, con el objetivo de encontrar a sus familiares y dar a conocer sus historias,

Como lo reporta el Times of Israel, Ángel Sanz Briz fue reconocido como Justo entre las Naciones por Yad Vashem, el museo y monumento conmemorativo del Holocausto israelí, en 1966 por utilizar una ingeniosa maniobra legal para salvar a más de 5.200 judíos de ser deportados a Auschwitz en 1944.

Pero a pesar de que sus esfuerzos salvaron cinco veces más judíos que los de Oskar Schindler, su historia es mucho menos conocida, en parte porque el régimen de Franco, incondicionalmente antiisraelí, que gobernó España de 1939 a 1975, le impidió aceptar este honor de Yad Vashem.

Rastreando a los descendientes

Ahora, el Centro Sefarad-Israel, una institución cultural sefardí que forma parte del Ministerio de Asuntos Exteriores español, está trabajando para cambiar eso. Con el apoyo de los archivos del gobierno español, el grupo está publicando los nombres de las personas que protegió, junto con detalles sobre ellas, con el objetivo de rastrear a sus descendientes y dar a conocer sus historias.

Entre junio y diciembre de 1944, Sanz Briz, entonces un diplomático español de 32 años en Hungría, tomó la ley en sus propias manos creando pasaportes españoles falsos para miles de judíos.

A pesar de que la comunidad judía de Hungría era predominantemente asquenazí, Sanz Briz y sus asistentes concedieron la ciudadanía española a los judíos húngaros basándose en una ley española de 1924, expirada hace mucho tiempo, que extendía la ciudadanía a los descendientes de judíos sefardíes expulsados ​​de España en 1492.

Sanz Briz hizo todo lo posible para garantizar que cientos de familias húngaras estuvieran bajo la protección de España.

A medida que los nazis se acercaban a los judíos de la ciudad, el diplomático español alquiló 11 edificios de apartamentos para albergar a aproximadamente 5.000 personas. Colocó la bandera española en los edificios, haciéndolos pasar por propiedad oficial de la Legación española, asegurándose de que las autoridades no los incautaran. También escondió a algunas familias en la embajada de España en Buda.

Principio de humanidad VS principio de legalidad

“Para él, el principio de humanidad prevalecía sobre el principio de legalidad”, dijo Miguel de Lucas, director del Centro Sefarad-Israel, al diario español El País en una entrevista reciente.

La entrega de los documentos supone un hito histórico para España, ya que es la primera vez que el Archivo General de la Administración pone a disposición de la Administración todos sus expedientes diplomáticos, así como informes oficiales sobre la situación de los prisioneros de los campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial. público.

Además de la lista de judíos rescatados, el Archivo de la Administración General ha puesto a disposición un informe escrito por los judíos eslovacos Alfred Wetzler y Rudolf Vrba, dos fugitivos de Auschwitz que escaparon el 7 de abril de 1944, después de pasar casi dos años en prisión.

El informe, que fue entregado a Sanz Briz y enviado posteriormente a Madrid, incluye un boceto del campo de concentración. Se convirtió en una de las pruebas más significativas presentadas en los juicios de Nuremberg de 1945.

La trayectoria de Sanz Briz

Cuando terminó la Segunda Guerra Mundial, Sanz Briz reanudó su carrera diplomática. Tras dejar su cargo en Hungría en 1960, fue nombrado embajador en Guatemala. En 1962, fue nombrado cónsul general en Nueva York. Más tarde se convirtió en embajador de España ante la Santa Sede y murió el 11 de junio de 1980, mientras cumplía funciones diplomáticas en Roma.

Hungría, a cuyos judíos ayudó Sanz Briz, lo ha honrado antes. Fue galardonado con la Orden del Mérito de la República de Hungría en 1994, y en 2015, una calle de Budapest recibió su nombre.

El Centro Sefarad-Israel ha creado una dirección de correo electrónico para que cualquier persona que reconozca su nombre o el de un miembro de la familia en las listas de Sanz Briz se ponga en contacto.

Radio World Powered By : radioworld.com