ESPAÑA DECLARA EL ESTADO DE EMERGENCIA TRAS 1.063 CASOS DE COVID-19 EN UN DÍA

España declarará un estado de emergencia por el brote de coronavirus luego de que las autoridades de salud anunciaran 1,063 nuevos casos y 53 nuevas muertes durante la noche.

Las nuevas cifras muestran que España tiene ahora 4.209 casos confirmados y una cifra revisada de 120 muertos. Las noticias de la televisión española dijeron que el llamado “estado de alerta” sería la primera de las tres etapas del estado de emergencia. Tiene una duración de 15 días y faculta al gobierno para tomar medidas de gran alcance que incluyen confinar a las personas u ordenar evacuaciones masivas, informó el periódico británico Express.

El gobierno de España declarará el estado de emergencia por el brote de coronavirus el viernes, dijo una fuente con conocimiento de la decisión, permitiendo a las autoridades confinar a las personas infectadas y racionar los productos.

La región de Madrid también decidió cerrar restaurantes, bares y tiendas a partir del sábado, dijeron medios de comunicación españoles, incluido el periódico El Independiente, y solo los supermercados y farmacias pueden permanecer abiertos, informa Reuters.

Los pasos representarían un aumento dramático en la respuesta de España al virus de rápida propagación.

España tiene el segundo mayor número de casos de coronavirus en Europa después de Italia. El recuento español actual es de 4.209, un aumento de alrededor de 1,000 casos desde el jueves y siete veces más que el domingo. Alrededor de 120 personas han muerto.

El primer ministro Pedro Sánchez se dirigirá a la nación alrededor de las 1430 (1330 GMT), dijo su oficina. (A la hora de edición de esta nota, 1511, Sánchez aun no había comparecido)

Madrid, que tiene el mayor número de casos en el país, estuvo tranquilo el viernes, con tiendas, calles y cafeterías en gran parte desiertas.

Los medios españoles también informaron que todos los restaurantes, bares y tiendas en Madrid se verán obligados a cerrar por la epidemia de coronavirus y que solo permanecerán abiertos supermercados y farmacias.

TVE dijo que el cierre comenzaría mañana.

Las autoridades regionales no pudieron confirmar de inmediato el plan, que indicaría un aumento drástico en la respuesta de España al virus de rápida propagación.

España tiene el quinto mayor número de casos en el mundo y el segundo en Europa, detrás de Italia, en un brote que se ha centrado en Madrid y el País Vasco.

El País Vasco, una de las regiones más ricas de España, declaró el viernes por la mañana una emergencia de salud, que el presidente regional, Iñigo Urkullu, dijo que permitiría a la región declarar cuarentenas rápidamente si fuera necesario, evacuar a las personas y restringir el acceso a algunas áreas.

Las autoridades catalanas bloquearon el jueves cuatro ciudades alrededor del pueblo de Igualada, a 49 km (30 millas) al norte de Barcelona, ​​después de un brote en la zona.

Todas las escuelas y universidades cerraron hoy y la red de transporte público de la ciudad se desinfecta todos los días para matar cualquier bacteria en las superficies.

Las regiones más afectadas son Madrid, País Vasco y La Rioja.

Las autoridades sanitarias de la región de Madrid dijeron que el número de casos aumentó a 2.078 hoy.

Las autoridades autónomas de Cataluña ya han colocado a 70,000 personas en un encierro de 14 días en Igualada, Vilanova del Camí, Odena y Santa Margarida de Montbui.

Se han establecido controles policiales para evitar que las personas entren o salgan de la zona de cuarentena a unos 48 kilómetros al norte de Barcelona.

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha actualizado sus consejos de asesoramiento en contra de todos los viajes menos esenciales de Madrid y La Rioja, los municipios de La Bastida y Vitoria en el País Vasco y Miranda de Ebro en Castilla y León.

Cientos de miles de británicos visitan las áreas afectadas cada año. Se ha advertido a los británicos que se mantengan alejados de las regiones más afectadas.

El Ministerio de Asuntos Exteriores no desaconseja viajar a otras áreas de España ni sugiere que los ciudadanos británicos en el país se vayan, ya que las rutas de transporte permanecen abiertas.