España declara el estado de emergencia en la región de Madrid

Las autoridades regionales rechazaban las nuevas medidas contra el coronavirus. El primer ministro español asumió el control y ordenó un estado de emergencia en la Comunidad de Madrid. Se busca frenar un marcado repunte en los contagios de coronavirus.

MADRID – El gobierno de España declaró el estado de emergencia en Madrid el viernes, tomando así el control de los esfuerzos para combatir el coronavirus de mano de las autoridades locales, luego que una corte regional eliminara las restricciones al afrontar la región uno de los más importantes repuntes en Europa.

El gobierno del primer ministro Pedro Sánchez dio el paso en una reunión especial de gabinete en la que impuso su autoridad sobre los funcionarios regionales, que habían resistido sus llamados para restricciones a los viajes en la región.

La medida le da a Sánchez poderes extraordinarios para ordenar las nuevas restricciones sobre la vida en la capital, donde los esfuerzos para controlar el repunte de infecciones se ha complicado por el enfrentamiento político. El anuncio obligó a las autoridades de Madrid a restaurar restricciones que habían ignorado tras el fallo judicial.

En una rueda de prensa el mismo día, el ministro de Salud, Salvador Illa, dijo que las medidas entrarán en vigencia inmediatamente y será válida por 15 días. Entre otras restricciones, se prohibirá a los residentes salir del área sin una razón válida,

La tasa de infección de la región de Madrid durante los últimos 14 días ha sido de más de 560 nuevos contagios por cada 100.000 habitantes, es más del doble del promedio nacional de España -de 256- y cinco veces el promedio europeo de 113, durante la semana que terminó el 27 de septiembre.

El Ministerio del Interior dijo que se desplegarían a unos 7.000 policías y personal de seguridad para hacer cumplir las medidas “en varios puntos de entrada y salida de la región bajo estado de emergencia”.

El confinamiento parcial se anunció al entrar el país en un feriado de tres días y tras reportes iniciales de Madrid indican que el tráfico de vehículos sigue saliendo de la capital, así como de otros municipios de la región.