Es imposible evaluar lucha contra el Coronavirus en las municipalidades y del Gobierno El Salvador con información incompleta de su impacto

Sin la cifra de recuperados, sospechosos, fallecidos y pruebas hechas a nivel local es imposible calificar el desempeño de las municipalidades y del Gobierno para evitar la propagación del COVID-19.

El mapa de riesgo que publicó el Gobierno el 9 de agosto es insuficiente para evaluar el impacto de la pandemia a nivel municipal. Así lo advierte la consultora de análisis de datos Lab-Dat después de analizar los datos oficiales publicados entre el 15 de julio y el 15 de agosto.

Según dicho análisis, el mapa con las cifras oficiales es “un paso importante en la democratización de información territorial” útil para la población, “sin embargo, no se ha explicado cuáles son las variables que constituyen el mapa y de qué forma se configuran, por lo cual el avance se debe interpretar como incompleto e insuficiente”.

Para que el análisis de casos sea más certero es necesario, según Lab-Dat, contar con el número diario de casos sospechosos, casos descartados, pruebas hechas, fallecidos y recuperados por municipio, así como por rango de edad, o en su defecto, al menos fallecidos, recuperados por rangos de edades en cada municipio. Pero hasta el momento, ni el Ejecutivo ni el Ministerio de Salud han difundido esa información. De hecho, el equipo de Lab-Dat la solicitó, pero le fue denegada.

El único dato oficial por municipio disponible por localidad, a diario es el de casos diagnosticados. Con esa información, Lab-Dat elaboró un segundo informe sobre la evolución de la epidemia en El Salvador, que sumó 22,912 casos diagnosticados hasta el 15 de agosto, lo que equivale a un crecimiento del 109 % con respecto a los 10,957 casos diagnosticados hasta el 15 de julio. Es decir, los casos diagnosticados se duplicaron en un mes.

Lab-Dat concluye que el crecimiento fue proporcionalmente menor respecto al que hubo entre el 15 de junio y el 15 de julio, el cual fue del 178 %, lo cual refleja una desaceleración, al menos oficial, de la tasa de contagio del virus en el último mes”.

No obstante, los analistas de datos advirtieron que “el país está lejos de erradicar el virus del territorio”. Esto debido a que la tendencia de casos nuevos diarios seguía “superando a la de los pacientes que se recuperan y fallecen” durante el periodo analizado por Lab-Dat. El 16 de agosto hubo 281 casos nuevos, 170 recuperados y 6 fallecidos, según las cifras oficiales. Pero esa tendencia se mantuvo solo cuatro días más, según ha constatado la Unidad de Datos de edh

El 21 de agosto la tendencia se revirtió. Desde entonces la cifra diaria de recuperados supera a la de nuevos casos diagnosticados. Ese día la diferencia porcentual entre los recuperados y los nuevos era de 9 %. Pero para el 31 de agosto ya era del 205 %.

Made with Flourish

En la conclusión del análisis correspondiente al periodo del 15 de julio al 15 de agosto, Lab-Dat afirma que “a cinco meses de la detección del primer caso, se hacen necesarios otros componentes, como mapas de casos activos, recuperados, fallecidos, estado de pacientes por rango de edades, entre otros”. Pero cuando Lab-Dat, El Diario de Hoy y organizaciones que promueven la contraloría social y la transparencia como Transparencia, contraloría social, datos abiertos (Tracoda) han solicitado estos y otros datos necesario para comprender y evaluar el desarrollo de la pandemia en El Salvador, el Ministerio de Salud ha negado la información con el argumento de que esos datos no han sido producidos y que todo su personal trabaja de lleno en el combate a la pandemia, por lo que no hay quien pueda producir esa información.

Sin la socialización periódica de estos datos, los ciudadanos y los alcaldes toman decisiones a ciegas. Se desconoce si las autoridades locales disponen de este tipo de información para la toma de decisiones de política pública.

 

Made with Flourish