En Israel, Michael Douglas será galardonado con el ‘Premio Nobel Judío’

Mideast-Israel-People_Horo-e1434571022148-965x543

Cuando el actor Michael Douglas se enteró que había sido seleccionado para recibir el “Premio Nobel Judío“, señaló un pequeño problema: Bajo la ley religiosa, el actor ganador del Oscar no es judío.

Douglas, quien sólo recientemente adoptó sus raíces judías, prometió invertir el Premio Génesis de un millón de dólares en proyectos para enlazar a las comunidades judías, cada vez más asimiladas con Israel.

La carpa de Abraham permanecía abierta, así que espero que ya que aproximadamente la mitad de la población judía en el mundo está fuera de Israel, podamos encontrar maneras de comprendernos mejor para crecer juntos,” dijo Douglas a The Associated Press.

El reconocido actor, llegó a Israel esta semana acompañado su esposa, la actriz Catherine Zeta-Jones y sus dos hijos para recibir el Premio Génesis de manos del Primer Ministro Netanyahu en un evento auspiciado por Jay Leno.

Douglas, de 70 años, vestido con un traje de color beige claro y corbata púrpura, parecía relajado y lleno de energía. En su entrevista, dijo que había librado el cáncer oral diagnosticado en 2010, y que su matrimonio con Zeta-Jones sigue fuerte tras una crisis de dos años.

Catherine es maravillosa,” dijo. “Nuestros hijos nos acompañan y la pasamos muy bien. La vida es buena.”

Douglas, conocido por una carrera de roles machistas y en ocasiones moralmente ambiguos, ganó el Oscar al mejor actor en 1987 por su papel en la película “Wall Street”. Otras películas incluyen “Atracción Fatal”, “Instinto Básico” y “Tráfico“. También ganó un Emmy en 2013 por su interpretación de Liberace enDetrás del Candelabro.” Próximamente protagonizará “Ant-Man,” una película de superhéroes.

El Premio Génesis cierra un proceso de generaciones. Su padre, el actor Kirk Douglas (Issur Danielovitch), nació de padres de inmigrantes rusos y se crió como judío ortodoxo, aunque más tarde se alejó de su fe. La madre de Michael Douglas, la actriz Diane Dill, no es judía.

Douglas comentó que comenzó a acercarse al judaísmo después de que su padre sobrevivió un accidente de helicóptero en 1991 dejando dos muertos. Cuando su padre comenzó a estudiar la biblia con un rabino, se sintió conmovido por la espiritualidad que vio en él.

Recientemente, dijo que su hijo Dylan se había interesado por el judaísmo y decidió que deseaba celebrar su Bar Mitzvá al cumplir los 13 años.

“Así que él trajo espiritualidad a nuestras vidas y una conciencia del judaísmo que no teníamos,” continuó. El año pasado, la familia llegó a Israel después del Bar Mitzvá de Dylan. Hoy Douglas es miembro de una congregación reformista en Nueva York.

Estas historias son comunes en Estados Unidos, donde casi el 60 por ciento de los judíos contraen matrimonio fuera de la fe, según una encuesta del Pew Research Center realizada en 2013.

Pero en Israel, los matrimonios mixtos y las corrientes liberales del judaísmo, incluyendo el movimiento reformista, no son reconocidos por las autoridades oficiales rabínicas.

Bajo un acuerdo complicado, Israel permite a una persona con al menos un abuelo judío recibir la ciudadanía en virtud de la “Ley del Retorno”. Sin embargo, el rabinato ultraortodoxo supervisa los servicios civiles, incluyendo circuncisiones, bodas, divorcios y entierros.

Eso significa que Douglas y su hijo podrían teóricamente emigrar al Estado judío, pero siendo hijos de matrimonios mixtos, no podrían casarse o ser sepultados como judíos en Israel. Bajo la ley judía ortodoxa, sólo aquellos de madre judía son considerados como tales.

Douglas comentó que planteó esta cuestión cuando la Fundación del Premio Génesis lo contactactó. Señaló que el grupo estaba interesado en él porque representaba a muchas otras personas en situaciones similares. El instituto elogió a la familia de Douglas por su “enfoque inclusivo para judíos de diversos orígenes.”

Los movimientos reformistas y conservadores, dominantes entre los judíos estadounidenses, han luchado por ser reconocidos en Israel, provocando tensión entre Israel y las comunidades judías de Estados Unidos.

Douglas dijo que está consciente de que su elección puede molestar a algunos sectores de Israel.

“No espero grandes cambios, sobre todo entre ortodoxos y ultra-ortodoxos,” apuntó. Sin embargo, dijo que espera que los israelíes tomen conciencia de que los judíos son un “muy, muy pequeña minoría” en el resto del mundo y todos deben tener buenas relaciones entre sí. El reconocido actor planea utilizar el dinero del premio para apoyar a una serie de organizaciones judías que promueven la inclusión, incluyendo a Beit Hillel, que opera en las universidades estadounidenses.

Douglas llega en un momento difícil para Israel y el pueblo judío, mientras que el antisemitismo en Europa se incrementa, y el país enfrenta un creciente movimiento de boicot por parte de activistas pro-palestinos que, entre otras cosas, han intentado persuadir a distintos artistas que no visiten Israel.

Douglas dijo que él no ha sido objeto del movimiento de boicot, pero lo llamó “un cáncer feo.”

El Premio Génesis fue inaugurado el año pasado en una colaboración de la Oficina del Primer Ministro, el Grupo de Filantropía Génesis, una organización sin fines de lucro que promueve la educación judía para judíos de habla rusa en todo el mundo, y la Oficina del Presidente de la Agencia Judía.

Fuente: Times of Israel