Elefantes, probablemente la mejor nariz de la Tierra

elefante-nariz-2--146x110Tienen el doble de receptores olfativos que los perros y cinco veces más que el ser humano.

El saber popular dice que los perros tienen el mejor olfato sobre la Tierra, pero en realidad ese honor corresponde a los elefantes. Una investigación del Cold Spring Harbor Laboratory en Nueva York indica que los paquidermos africanos tienen el mayor número de receptores olfativos (OR, por sus siglas en inglés), el doble que los canes y cinco veces más que los seres humanos.

El sentido del olfato es fundamental para la supervivencia en muchos mamíferos, puesto que la capacidad de distinguir diferentes olores es importante para reconocer los alimentos, evitar a los depredadores y buscar compañeros. Para caracterizar las capacidades olfativas de diferentes mamíferos, los autores examinaron las secuencias del genoma de 13 mamíferos placentarios e identificaron más de 10.000 genes OR en total.

El repertorio de genes OR que encontrado en cualquiera de las especies fue muy singular, puesto que las 13 especies de animales analizadas sólo comparten y han conservado evolutivamente tres genes OR. Sorprendentemente, el elefante africano tuvo el repertorio olfativo más amplio, con casi 2.000 genes OR.

“Las funciones de estos genes no se conocen bien, pero probablemente son importantes para las condiciones de vida de los elefantes africanos -apunta el autor Yoshihito Niimura-. Al parecer, la trompa de un elefante no sólo es larga, sino también superior”. Por el contrario, los seres humanos, junto con sus parientes primates, tienen muchos menos genes OR en comparación con el resto de especies examinadas, posiblemente como resultado de la disminución de su dependencia del olfato a medida que mejoró su agudeza visual.

Gen ancestral

Los autores rastrearon la historia evolutiva de los genes OR utilizando una nueva herramienta computacional para deducir genes ancestrales y luego examinaron su duplicación o pérdida de cada especie. Algunos linajes de genes OR aumentaron considerablemente en una especie determinada, como por ejemplo un gen ancestral que se ha duplicado en los elefantes, generando 84 genes distintos (los humanos y otros primates solo tienen una copia), mientras que otros linajes de genes OR se han perdido por completo.

El repertorio olfativo único de cada especie, como resultado de cientos de duplicaciones de genes y supresiones durante la evolución, marca la base molecular de las diferencias en el olfato de los organismos. “Comparar los repertorios de los genes OR entre los mamíferos nos permite conocer las similitudes y diferencias en la percepción olfativa, ampliando nuestra comprensión sobre el sentido del olfato en los humanos”, concluye Niimura.

 

 

ABC

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com