El Tratado de Libre Comercio Panamá y Israel

Israel y Panamá concluyeron finalmente la puesta en marcha de un tratado de libre comercio entre ambas naciones.

Laurentino Cortizo, presidente de Panamá, sancionó este jueves el Tratado de Libre Comercio Panamá-Israel, luego de un camino de cinco años, reportó la cadena local TVN Noticias.

Durante la ceremonia estuvieron presentes el embajador de Israel en Panamá, Reda Mansour, y el titular del Ministerio de Comercio de Industrias de Panamá, Ramón Martínez.

Cortizo manifestó su esperanza en que este tratado contribuya a expandir el comercio de Panamá a nuevos mercados y a la captación de nuevas inversiones. Mansour calificó al hecho como “un momento histórico”, en tanto que Martínez enfatizó esas mismas palabras y habló de “un hito importante en las relaciones comerciales de ambos países”.

El ministro ha dicho que el tratado otorga un fortalecimiento a los productores panameños al ofrecer una oferta arancelaria y poder aprovechar la alta capacitación tecnológica de Israel, así como una promoción para que empresas israelíes se establezcan en Panamá.

De acuerdo a la agencia Efe, se trata del primer tratado de libre comercio que Panamá firma con un país del Medio Oriente, y el tercero que Israel firma con un país de América Latina.

El tratado, que busca fortalecer el sector tecnológico, y de innovación y desarrollo de Panamá, reconoce un acceso preferencial en Israel para productos tradicionales de Panamá como el vinagre, el café, el aceite de palma, la carne de bovino congelada, la yuca, la harina y polco de cerveza, entre otros.

El acuerdo tuvo su gestación hace cinco años, cuando la primera ronda de negociaciones entre Israel y Panamá concluyó en Jerusalén el mes de mayo de 2014. Otras tres rondas de negociaciones fueron celebradas en marzo, julio y noviembre de 2015.

El Tratado de Libre Comercio Panamá-Israel se firmó el 18 de mayo de 2018 por el entonces presidente panameño Juan Carlos Varela, y el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu.

El pasado 28 de agosto, el gobierno de Panamá autorizó enviar el tratado a la Asamblea Nacional, el órgano legislativo unicameral panameño, para su ratificación.

Así, el Ministerio de Comercio de Industrias de Panamá solicitó a la Asamblea Nacional dicha acción el 4 de septiembre, y finalmente, la Comisión de Relaciones Exteriores de la cámara aprobó dicha ratificación el pasado 10 de octubre, lo que dejó el camino abierto para su sanción por el presidente Cortizo.