El satélite israelí Amos-17 fue lanzado exitosamente

3 años después de que la explosión de la plataforma de lanzamiento destruyera el Amos-6, se lanza el nuevo satélite de Spacecom Amos-17 desde Cabo Cañaveral

El satélite israelí Amos-17 fue lanzado exitosamente al espacio durante la noche del miércoles desde Cabo Cañaveral en Florida.

El presidente Reuven Rivlin elogió el exitoso lanzamiento, diciendo que fue una “mañana llena de orgullo” y agradeció a los involucrados por su “importante trabajo para el Estado de Israel“.

El lanzamiento se planeó originalmente para el fin de semana pasado, pero se retrasó debido a una pieza de equipo posiblemente defectuosa en el cohete Falcon 9 de SpaceX, que llevó la nave al espacio. Spacecom, que diseñó el satélite, dijo en un comunicado a la Bolsa de Valores de Tel Aviv el viernes que el lanzamiento se retrasó debido a una presunta válvula defectuosa descubierta durante las pruebas del cohete.

El lanzamiento del Amos-17, el satélite más nuevo y “más avanzado” de la empresa, para prestar servicios en África, se programó para casi tres años después de que Spacecom perdiera su satélite Amos-6 en una explosión en la plataforma de lanzamiento de un SpaceX Falcon 9 cohete en septiembre de 2016.

El satélite fue construido por la firma aeroespacial Boeing de acuerdo con los diseños y especificaciones de Spacecom, con sede en Ramat Gan, también conocida como Space-Communication Ltd.

Spacecom es un proveedor de servicios satelitales para operadores de televisión satelital, proveedores de internet y telefonía, gobiernos y compañías privadas de datos. La empresa, que comenzó a operar en 1993, lanzó satélites desplegados en todo el mundo.

El Amos-17 de $ 250 millones pesa 6.5 toneladas y tendrá la longitud de tres autobuses, o unos 35 metros (115 pies) de largo, una vez que sus paneles solares en forma de ala se desplieguen en el espacio. El cincuenta y cinco por ciento de su peso se debe al combustible que transportará, para permitirle alcanzar su lugar designado sobre África.

Se espera que el satélite opere durante 20 años y brinde servicios a clientes en África. La firma ya recibió pedidos de servicios por un total de $ 58 millones, dijo la firma en un comunicado.

El presidente Reuven Rivlin habla a la multitud despues de que la nave espacial Beresheet intentara aterrizar en la luna, Jerusalen, 11 de abril de 2018 (Hadas Parush / Flash90)

África es un continente enorme con la población de más rápido crecimiento en el mundo, se pronostica que alcanzará los 2.500 millones en 2050, dijo Eran Shapiro, director de empresas comerciales y tecnológicas en Spacecom, en una conferencia de prensa el mes pasado. También tiene el porcentaje más alto de jóvenes, con aproximadamente la mitad de su población actual menor de 18 años. El continente tiene una creciente demanda de contenido, y el número de hogares que utilizan TV digital crecerá un 20% año tras año hasta 2022.

Sin embargo, el continente adolece de una falta de infraestructura de acceso a Internet y tiene vastas áreas que están desatendidas o no están completamente conectadas a ninguna infraestructura de comunicación.

Entonces la oportunidad es clara“, dijo Shapiro. Para obtener conectividad a través del satélite Amos-17, los locales pueden configurar un simple terminal alimentado por energía solar.

El Amos-17 está programado para lanzarse desde Cabo Cañaveral el 4 de agosto, hora de Israel, sobre un cohete SpaceX Falcon 9 (Raphael Mizrahi)

El satélite será el primero que proporcionará en África servicios satelitales de alto rendimiento (HTS), así como frecuencias de banda C, que permiten una alta disponibilidad de servicio, dijo Shapiro. Se adaptará al clima africano y enviará un solo haz por país, a diferencia de numerosos haces estrechos proporcionados por otros satélites HTS comunes. Su carga útil digital proporcionará una mayor disponibilidad de servicio y una adaptación y expansión del cliente más fáciles, dijo la compañía, y podrá adaptarse a los terminales existentes de banda C en tierra, por lo que no habrá necesidad de actualizar el equipo.

Después de su lanzamiento, Amos-17 viajará en el espacio durante 11 días hasta llegar a su ubicación de destino, y tomará dos días desplegar todas sus antenas y paneles solares. Orbitará la tierra a una distancia de 36,000 kilómetros (22,360 millas), y a una velocidad de 11,000 kph.

Fuente: The Times of Israel 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com