El Salvador: piden sancionar funcionarios señalados por corrupción por EE. UU.

El contenido de la lista Engel para El Salvador señala a funcionarios y exfuncionarios, miembros de los partidos de derecha e izquierda y a empresarios de estar involucrados en corrupción y procesos antidemocráticos.

SAN SALVADOR – Analistas y expertos en relaciones internacionales consultados en torno a la publicación de la lista Engel pidieron al gobierno de El Salvador y a los partidos políticos cuyos miembros aparecen señalados de “corruptos y antidemocráticos” por Estados Unidos que sean retirados de sus cargos y sancionados.

El Congreso estadounidense dio a conocer hace unas horas un primer listado de 55 funcionarios y exfuncionarios de El Salvador, Honduras y Guatemala,  involucrados en actos de corrupción, obstrucción a las investigaciones y procesos antidemocráticos.

Los señalados por Estados Unidos en El Salvador son 14. Entre estos, la mitad son funcionarios y exfuncionarios del actual gobierno salvadoreño. Tres más son miembros del partido de derecha ARENA, dos del izquierdista FMLN y dos más empresarios vinculados a sobornos en las administraciones pasadas.

El experto en relaciones internacionales y política exterior, Napoleón Campos, dijo a la Voz de América que el primer paso ya fue dado por Estados Unidos y que atender los señalamientos de corrupción hechos a funcionarios salvadoreños y demás, queda en manos del presidente Nayib Bukele y de la justicia salvadoreña.

“El mensaje de Estados Unidos es claro. Este es un primer paso para instalar un régimen de sanciones que nos permita limpiar nuestras sociedades de aquellos que involucran al país en actividades internacionales ilícitas como el lavado de dinero. Las acciones quedan ahora en manos del presidente”, dijo.

En la lista Engel, para el caso de El Salvador, los funcionarios y exfuncionarios señalados son: Conan Castro, secretario jurídico de la presidencia; Rolando Castro, ministro de trabajo; Osiris Luna, director de cárceles y Carolina Recinos, comisionada presidencial y jefa del gabinete de gobierno a quien Estados Unidos acusa de “participar en un esquema de lavado de dinero”.

Recinos no se ha pronunciado luego de la publicación de la lista Engel. Ni lo hizo en mayo pasado cuando Estados Unidos la señaló por primera vez de apropiarse de “fondos públicos para beneficio personal”.

Asimismo, Rogelio Rivas y Pablo Anliker, quienes fueron ministros de seguridad y agricultura, respectivamente, también son señalados por Estados Unidos. Ambos fueron destituidos por el gobierno salvadoreño hace unos meses.

Otros como Walter Araujo, exprecandidato a diputado por Nuevas Ideas, partido fundado por el presidente Bukele y dirigido por su primo Xavi Zablah Bukele también fue señalado. Araujo tiene un proceso abierto en El Salvador por “Expresiones de violencia contra la mujer” lo que impidió su candidatura oficial.

Una lista diversa

Estados Unidos también señaló a miembros de otros partidos políticos que gobernaron el país centroamericano durante treinta años: FMLN y ARENA.

En el listado aparecen el dirigente del partido de izquierda José Luis Merino y un miembro y exfuncionario del partido, Sigfrido Reyes. De ARENA, la lista señala a un actual legislador, Carlos Romero; a un exasesor y al exalcalde que promovió la venta de la isla Perico, en La Unión, a un empresario de origen chino.

Roberto Rubio, director ejecutivo de la Fundación Nacional para el Desarrollo (FUNDE) cree, al igual que Campos, que en el listado hacen falta otros nombres, pero destaca el hecho de que la lista contenga nombres no solo de funcionarios sino miembros de otros partidos políticos.

“Hay que leer esta lista en términos políticos; estos son mensajes. Y el mensaje más fuerte de Estados Unidos es para el gobierno porque toca cabezas muy cercanas a la presidencia. Aunque también manda mensajes a partidos políticos y empresarios, es decir la lista se vuelve diversa, confiable y seria”, dijo.

Para Rubio, el gobierno salvadoreño tiene la oportunidad de combatir la corrupción en su administración ahora que se conocen los nombres de los funcionarios señalados. También, los partidos políticos de comprometerse con el tema.

“A un gobierno o a un partido político se le cree que lucha contra la corrupción cuando toca a los propios, no cuando ataca a los ajenos. Hasta el momento no tengo ningún dato de que tanto gobierno como partidos políticos procedan con sanciones o destituciones”, dijo.

El área de prensa internacional del gobierno fue consultada por la VOA sobre reacciones en el gabinete tras la publicacion de la lista Engel, pero no hubo respuestas. No obstante, una conferencia de prensa programada previo a la publicación de la lista por el ministro de Trabajo, uno de los funcionarios señalados por Estados Unidos, fue cancelada.

Desde fuera

Inmediatamente después de revelarse los nombres de los  funcionarios y exfuncionarios que componen la lista, por ser sospechosos de corrupción o haber socavado la democracia en los tres países centroamericanos, la congresista demócrata, Norma Torres, publicó en su cuenta de Twitter que EE. UU. ha mandado un mensaje a los que la componen.

“El mundo está mirando” citó la congresista, quien también escribió: “Han alimentado la inestabilidad, han socavado la #RuleOfLaw y han trabajado contra la gente. La democracia en la región requiere que rindan cuentas”.

Hubo indicios previo a lista

A Eduardo Escobar, director de la organización Acción Ciudadana no le sorprenden los nombres incluidos por Estados Unidos en el listado Engel, debido a que tanto la Fiscalía pasada, destituida por la Asamblea oficialista, como la Corte de Cuentas relevaron indicios de corrupción en la labor de algunos que hoy aparecen en la lista.

Y aunque Campos y Rubio esperan sanciones para los señalados, Escobar es de la idea que “poco se puede esperar” a menos de que este haya sido un tema de conversación entre el presidente Bukele y la subsecretaria de Estado para Asuntos Políticos, Victoria Nuland, en su reciente visita a El Salvador.

“La única posibilidad de que el gobierno tome medidas contra los señalados podría derivar de los resultados de la reunión que sostuvo el presidente con los funcionarios estadounidenses. Si ahí se conversó esto y se comprometió el gobierno a tomar medidas en función de mantener una buena relación con Estados Unidos, entonces sí podríamos decir que hay una posibilidad”, dijo.

Una delegación de cinco funcionarios de alto nivel del gobierno de Estados Unidos llegó al país centroamericano el 29 de junio, como parte de una gira por Sur América.

Los diplomáticos se reunieron con el presidente salvadoreño, con  organizaciones civiles y el sector privado.  El mensaje de Estados Unidos a El Salvador fue el de preservar principios democráticos a fin de fortalecer las relaciones bilaterales, que haya un sistema judicial independiente y la defensa de una prensa libre.

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com