El Salvador en Alerta roja por lluvias: 9 muertos y estragos por tormenta tropical Amanda

Entre las víctimas mortales está un niño de 8 años. Además, el Gobierno decretó estado de emergencia por 15 días debido a los estragos de las lluvias.

Las lluvias provocadas por la tormenta tropical Amanda han dejado por lo menos nueve personas muertas, decenas de evacuados, daños en viviendas, inundaciones, deslizamientos y el desbordamiento de ríos y quebradas en El Salvador.

El ministro de Gobernación, Mario Durán, dijo que entre las víctimas está un niño de 8 años que murió en Ciudad Delgado. Además, otra de las víctimas mortales fue un taxista en la colonia La Málaga, San Salvador.

Según Gobernación, 900 familias se han visto afectadas con la pérdida de sus hogares a raíz de las lluvias.

Tras los estragos provocados por la tormenta tropical Amanda la madrugada del domingo, la Comisión de Protección Civil declaró alerta roja a nivel nacional.

También, a petición de Protección Civil, el presidente Nayib Bukele decretó posteriormente Estado de Emergencia Nacional “para un periodo de 15 días, prorrogables” debido a los estragos de las lluvias en el país.

Desde el viernes anterior, el país se mantenía en alerta naranja ante las previsiones de lluvias “tipo temporal”. Sin embargo, tras las incesantes precipitaciones acompañadas por vientos que han causado muertos y daños en medio de la pandemia por COVID-19, el Gobierno elevó la medida a roja.

En conferencia de prensa de la Comisión de Protección Civil, el ministro de Gobernación, Mario Durán, y el director de Protección Civil, Willian Hernández, brindaron los detalles de las afectaciones preliminares que se registran a raíz de las lluvias.

“Un informe preliminar de Protección Civil contabiliza más de 200 viviendas inundadas, 100 árboles caídos, y se han habilitado 10 albergues en la zona occidental donde la tormenta ha golpeado con más fuerza”, dijo el titular de la institución, Willian Hernández.

“La población debe permanecer en sus viviendas. Si vive en zonas de riesgo por las lluvias, acatar las recomendaciones de las instituciones que forman la Comisión Nacional de Protección Civil”, señaló Durán.

La Depresión Tropical 2-E se convirtió en horas de la madrugada en la tormenta tropical Amanda y esta se ubica frente a la costa pacífica entre El Salvador y Guatemala, detalló el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN).

“Se prevé que al tocar la costa de Guatemala, durante las siguientes horas, pierda fortaleza y vuelva a reclasificarse como Depresión Tropical”. No obstante, las lluvias “tipo temporal” se mantendrán hasta el lunes, según el pronóstico del tiempo.

De acuerdo con el MARN, el registro máximo de lluvias se localiza en la zona occidental del país, principalmente en el departamento de Sonsonate.

Cruz Roja informó sobre la evacuación de varias familias de la comunidad Las Ilusiones, en el municipio de Juayúa, en ese departamento.

El paso de Amanda, también, ha provocado inundaciones, deslizamientos y el desbordamiento de ríos y quebradas en La Libertad y San Salvador, entre otros.

El ministro de Gobernación ordenó el cierre “inmediato” de la carretera Los Chorros, debido al riesgo de deslizamientos.

Inundaciones por desbordamiento del río Goascorán en Pasaquina

Alrededor de siete viviendas resultaron inundadas tras el desbordamiento del río Goascoran en los caseríos Candelaria de la Rompición y Barrancones, jurisdicción de Pasaquina, La Unión.

De acuerdo con los lugareños, desde el sábado por la mañana empezó aumentar el nivel del agua, y fue hasta la madrugada de este domingo que se desbordó.

Desbordamiento del río Goascorán, entre los caseríos Barrancones y Candelaria de la Rompición, cantón Piedras Blancas, Pasaquina. Foto/ Insy Mendoza

Ismael Álvarez, habitante de Barrancones, dijo que cinco ranchos del sector El Chorizo amanecieron inundados.

Julia Álvarez, líder comunal del caserío Candelaria de la Rompición manifestó que en el sector solo dos viviendas se inundaron, y en el resto solo los patios están anegados.

“A la una de la madrugada empezó a desbordarse, el nivel del agua ya empezó a bajar, pero si las lluvias continuaran fuerte en la parte alta del Goascoran hay riesgo que hayan más viviendas inundadas y algunos cultivos en la zona”, agregó Álvarez.