El Salvador: “Con todo el respeto para el señor presidente, creería que no es oportuna su (visita) Parientes piden acelerar búsqueda de familia en Santo Tomás

El podio en el cual el presidente de la República, Nayib Bukele, dirigiría unas palabras esta tarde en la zona en que se encuentra soterrada la familia Melara Salamanca, quedó en medio de la calle y poco tiempo después fue desmontado por el Estado Mayor Presidencial.

Por unos momentos, la colonia San Luis, en el lugar conocido como el cantón El Ciprés, donde ocurrió la tragedia en Santo Tomás, fue aglomerada por varias personas que llegaron a instalar todo el equipo del Gobierno. Aunque no había convocatoria oficial de prensa, autoridades informaron que el mandatario tenía previsto una visita. Sin embargo, sillas, cables, sonido, todo fue retirado sin ninguna explicación de porqué Bukele ya no se presentaría.

Las labores de búsqueda se suspendieron por varias horas desde la madrugada de este jueves, ya que por la inestabilidad del suelo y las intensas lluvias, los rescatistas estaban en peligro.

Uno de los parientes de las víctimas solicitó al mandatario postergar la visita. Y pidieron acelerar la búsqueda.

“Con todo el respeto para el señor presidente, creería que no es oportuna su (visita). Principalmente por lo que ha pasado. Son siete vidas las que están ahí”, dijo Wilfredo Salamanca, familiar de la pareja de esposos y sus cinco hijos soterrados.

Equipo de gobierno llegaró con estructuras, luces, podio, cables, sistemas de sonido y demás instrumentos para montar la conferencia.

Los intentos de reanudar el trabajo se ven obstaculizados por las lluvias, los rescatistas aprovechan los momentos en los que la lluvia se detiene y paran de nuevo cuando vuelve a llover.

Sumado a eso, se paralizó mientras el personal de Gobierno montó el escenario que ya no utilizó Bukele.

Hasta esta tarde, únicamenta había sido encontrado Oso, el perro propiedad de la familia Melara Salamanca.

Oso, la mascota de una de las víctimas de la tragedia, fue encontrado en la zona.

Ayer, a eso de las 5:30 de la mañana se derrumbó la mitad de la montaña que inicia desde la parte alta de Los Planes de Renderos, hasta la calle antigua a Zacatecoluca en el municipio de Santo Tomás, y se extiende a San Marcos y San Salvador afectando tres viviendas, una de estas la de la familia Melara Salamanca.

Las víctimas han sido identificadas como María Isabel Salamanca y Francisco Javier Melara (esposos), Karla, de 25 años; Jennifer de 22; Javier de 23 y los gemelos Nahúm y Josué, de 18 años, todos, Melara Salamanca.

Un familiar también cuestionó la constante suspensión de búsqueda y asegura que ha sido un proceso lento.

“Prácticamente los protocolos que están aquí no han hecho nada, hasta que dijeron que iba venir el presidente se pusieron a trabajar”, explicó.

Además, contó que ayer él mismo le dijo a uno de los rescatistas sobre las llamadas de los familiares soterrados pero no le creían.

“Quiero me traigas los audios para ver si es cierto, le enseñé los audios y regresó a reunirse con todos y al final salió que no, que mejor iban a suspender. Si no lo hubiesen suspendido hubieran encontrado a  alguien con vida pero ahora si es milagro de Dios encontrarán”, relató.

Ayer, el ministro de Gobernación Mario Durán confirmó que se escuchaban ruidos por lo que se reavivó la fe de encontrarlos con vida.

“Está sonando el teléfono (de una de las víctimas), estamos con la esperanza de encontrar personas con vida en este momento, estamos trabajando en el lugar para rescatarla, esperamos que lo logremos”, dijo ayer Durán mientras un equipo canino rastreaba la zona.

Familiares que llegaron a  la zona del desastre también confirmaron que marcaban a los teléfonos de dos miembros de la familia y que estos aún se escuchaban.

“Mi hija anda allá con los equipos de rescate y me dice que escuchan que se oyen voces. Dios quiera que estén vivos. (Los teléfonos) suenan. Yo sé que el Señor es  bueno y él ha escuchado nuestras oraciones”, señalaron María Esperanza y Gladis Salamanca.

 

por.edh