El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu: Israel hará lo necesario para defenderse

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu advirtió este martes al grupo terrorista libanés Hezbolá y sus aliados, en medio de la tensión que se ha generado en la zona norte de Israel.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) anunciaron el lunes por la noche haber atacado sitios militares en Siria después de que un día antes terroristas intentaron plantar explosivos en los Altos del Golán, los cuales fueron eliminados por tropas israelíes.

Netanyahu, quien recorrió este martes una base militar en la ciudad central de Ramle, dijo que Israel no dudaría en tomar más medidas.

“Atacamos una célula y ahora atacados a los controladores. Haremos lo necesario para defendernos. Les sugiero a todos ellos, incluido Hezbolá, que consideren esto”, dijo.

Netanyahu agregó: “Estas no son palabras vanas; tienen el peso del Estado de Israel y las FDI detrás de ellos y esto debe tomarse en serio”.

El periódico Haaretz sugirió que los terroristas que plantaron explosivos no pertenecían a Hezbolá, sino a una milicia iraní. El propio Ejército israelí ha dejado en claro que desconoce a qué grupo o asociación pertenecían.

No estaba claro de inmediato a quién se refería Netanyahu por “controladores”, y si estaba acusando al régimen sirio de haber enviado a los militantes a colocar la bomba.

La tensión en la frontera norte de Israel se generó luego de que en un presunto ataque aéreo israelí en Siria el mes pasado, un miembro de Hezbolá perdiera la vida, lo que llevó al grupo terrorista a amenazar con represalias.

La semana pasada, Israel también dijo que frustró un intento de infiltración del Líbano por parte de agentes de Hezbolá.

Israel ha enviado tropas y armas adicionales para reforzar su presencia a lo largo de la frontera norte, en lo que los informes han llamado la mayor acumulación militar en la frontera en más de una década.

Israel considera que Hezbolá, respaldado por Irán, es su amenaza más inmediata. Desde que luchó contra Israel hasta un punto muerto durante una guerra de un mes en 2006, Hezbolá ha adquirido más experiencia en el campo de batalla luchando junto al gobierno sirio en la guerra civil de ese país.

Desde 2011, Israel ha lanzado cientos de ataques en Siria, apuntando a las tropas del gobierno y las fuerzas aliadas iraníes y de Hezbolá, prometiendo poner fin a la presencia militar de Irán allí.