El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu anuncia formalmente a Rivlin que ha conformado un gobierno

El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu anunció este miércoles de manera formal al presidente Reuven Rivlin algo que los israelíes han esperado por meses: la formación de un nuevo gobierno.

Por medio de una misiva, que publicó en sus redes sociales, el mandatario hizo el anuncio de manera oficial al presidente israelí, quien le encomendó el mandato para dicha labor el pasado 7 de mayo.

De manera formal con esta acción, Netanyahu solicitó al presidente convocar a la Knéset para el establecimiento oficial del nuevo gobierno.

La ceremonia de investidura en la Knéset del nuevo gobierno, uno de unidad que liderará Netanyahu junto con Benny Gantz, líder del partido Kajol Lavan, está programada para llevarse a cabo en la tarde de mañana jueves.

La Knéset también votará para aprobar al nuevo presidente de la cámara legislativa, Yariv Levin, que sirvió hasta ayer como ministro de Turismo de Israel, y que reemplazará a Gantz en el cargo, que ostentó desde marzo pasado.

A la par del anuncio hecho por Netanyahu, el Likud y Kajol Lavan publicaron hoy las políticas básicas del nuevo gobierno, según las instrucciones de la Corte Suprema de Justicia de Israel.

El documento dice que el gobierno inicialmente formará un gabinete de emergencia para lidiar con la pandemia de coronavirus y formulará un plan para extraer a Israel de la crisis económica que ha dejado la enfermedad, a la vez de indicar una “red de seguridad socioeconómica” y programas especiales para los ciudadanos que tienen dificultades financieras.

“Además, por la creencia de que el pueblo judío tiene el derecho inviolable a un Estado soberano en la Tierra de Israel, la patria nacional e histórica del pueblo judío, el gobierno también abordará todos los asuntos relacionados con la paz, la seguridad y la prosperidad de Israel”, se lee en el comunicado.

Para hacer esto, el gobierno presionará para “fortalecer la seguridad nacional” y “luchar por la paz”, garantizar la igualdad de oportunidades para todos los israelíes, impulsar la economía, trabajar “para tender un puente entre todas las partes de la nación”, preservar el carácter judío y democrático de Israel, y alentar la inmigración de judíos al país, entre otras posturas políticas.

Además, el gobierno promoverá “la conducta, el diálogo y la acción de una manera estadista, respetuosa de la ley, respetuosa y unificadora” entre todos los israelíes, según el texto.

Los puntos del documento no mencionaron específicamente la anexión de partes de Cisjordania, un paso que, bajo el acuerdo de coalición entre Likud y Azul y Blanco, puede ponerse en marcha a principios de julio.

A lo largo de este día se llevaron a cabo todavía negociaciones y acuerdos entre los partidos de la coalición para determinar cargos en el nuevo gobierno.

El Likud firmó un acuerdo con Shas y Yahadut Hatora, sus aliados religiosos, mientras que Kajol Lavan llegó a un acuerdo con la pequeña facción derechista Derej Eretz.

Según el acuerdo de coalición firmado el mes pasado entre el Likud y Kajol Lavan, el nuevo gobierno inicialmente tendrá 32 ministros, divididos en partes iguales entre los bloques liderados por Netanyahu y Gantz, antes de aumentar a 36 en seis meses en lo que será el gobierno más grande en la historia de Israel.

Durante los primeros 18 meses del gobierno, Netanyahu servirá como primer ministro, luego de lo cual será reemplazado por Gantz, quien mientras tanto será ministro de Defensa.

Cada uno de ellos llevará el título de “primer ministro suplente” cuando no se desempeñe como primer ministro.