El presidente Trump reitera apoyo a pueblos de Venezuela, Nicaragua y Cuba en discurso ante ONU

El presidente hizo un recuento de los logros de su política exterior y prometió derrotar a la pandemia de COVID-19.

El presidente Donald Trump reiteró este martes ante la 75 Asamblea General de la ONU el compromiso de Estados Unidos con la lucha de los pueblos de Venezuela, Cuba y Nicaragua por su libertad y destacó los logros de su gobierno en la defensa de los derechos humanos en el mundo.

Trump dijo que Estados Unidos siempre será un líder en derechos humanos y elogió las acciones de su administración en libertad religiosa, oportunidades para la mujer, contra la criminalización de la homosexualidad y contra el tráfico humano.

“Hemos forjado acuerdos históricos con México, Guatemala, Honduras y El Salvador para frenar el contrabando de personas”, añadió.

En un corto, pero sustancioso discurso pregrabado y transmitido de manera virtual a la asamblea de la ONU, Trump prometió también derrotar definitivamente a la pandemia de coronavirus y producir masivamente una vacuna.

“Distribuiremos una vacuna. Derrotaremos al virus. Terminaremos con la pandemia”, dijo el presidente.

Trump, que describió nuevamente al coronavirus como el “virus chino”, afirmó que Estados Unidos lanzó la movilización más agresiva desde la Segunda Guerra Mundial para frenar la pandemia.

“Hemos producido rápidamente un suministro récord de respiradores, creando un superávit que nos permitió compartirlos con amigos y socios de todo el mundo. Hemos sido pioneros de tratamientos salvadores de vidas, reduciendo la tasa de fatalidades en un 85% desde abril. Gracias a nuestra referencia, tres vacunas están en su etapa final de pruebas clínicas”.

Trump volvió a culpar a China por su manejo de la pandemia en sus inicios al permitir la salida del país de personas contagiadas y engañar al mundo, junto a la Organización Mundial de la Salud, de que no había evidencias de que el virus se transmitía de persona a persona.

“Naciones Unidas tiene que hacer a China responsable por sus acciones”, dijo Trump, quien acusó a Beijing de otras acciones como llenar de desechos plásticos los océanos y mantener emisiones de carbono a una cifra doble que Estados Unidos.

En ese sentido, el presidente aseguró que después de su retirada del acuerdo climático de París, Estados Unidos ha reducido sus emisiones de carbono más que cualquier otro país dentro del pacto.

“Los que atacan el excepcional récord ambiental de Estados Unidos mientras ignoran la rampante contaminación china no están interesados en el medio ambiente, sino en castigar a Estados Unidos y yo no lo permitiré”.

Problemas mundiales

El presidente, que ha sido crítico de Naciones Unidas, dijo que si la organización quiere ser efectiva, debe enfocarse en los problemas reales del mundo. “Esto incluye el terrorismo, la opresión de la mujer, el trabajo forzado, el tráfico humano, la libertad religiosa y la limpieza étnica de minorías religiosas”.

Trump defendió su salida del pacto nuclear con Irán y la imposición de nuevas sanciones “al principal estado de mundo promotor del terrorismo”, al igual que sus acciones en política internacional.

“Hemos obliterado el califato del Estado Islámico … matamos a su líder (Abu Bakr ) al-Baghdadi y eliminamos a la principal célula terrorista del mundo, (el general iraní Qassam) Soleimani. Este mes logramos un acuerdo de paz entre Serbia y Kosovo. Alcanzamos un avance con dos acuerdos de paz en el Oriente Medio”.

Trump expresó sentirse optimista sobre el futuro de la región. “No hay sangre en la arena. Esos días están afortunadamente atrás mientras hablamos”.

“Estados Unidos”, agregó, “está trabajando también para poner fin a la guerra en Afganistán y estamos regresando nuestras tropas a casa, pero es una paz basada en la fuerza. Somos más fuertes que nunca. Nuestras armas están en el nivel más avanzado que hemos tenido”.

Estados Unidos primero

Trump insistió en su visión y su campaña de “Estados Unidos primero”. “Solo cuando uno cuida a sus propios ciudadanos se encuentra la verdadera base para la cooperación”, dijo.

“Como presidente, he rechazado los fallidos intentos del pasado y estoy orgullosamente colocando a Estados Unidos primero, como uno debe hacer, poner a su país primero”, explicó.

“Y eso está bien”, concluyó. Eso es lo que uno debe hacer. Tengo la confianza absoluta que el próximo año, cuando nos reunamos en persona, ustedes estarán en el medio de uno de los grandes años de nuestra historia y, con la esperanza, de la historia del mundo también”.