El presidente Reuven Rivlin pide a los israelíes proteger su democracia

El presidente Reuven Rivlin pidió hoy a los israelíes no caer víctimas de las divisiones internas que llevaron a los disturbios en el Capitolio de EE.UU. el día anterior, informó The Times of Israel.

“En los últimos años, con todas las campañas electorales que hemos tenido, y las dolorosas cuestiones que figuran en la agenda pública, la distancia entre nosotros ha crecido quizás más que nunca. Pero debemos asegurarnos de que, aunque las diferencias sean profundas, nuestra democracia nos protegerá como pueblo, como sociedad y como Estado”, manifestó Rivlin.

“Las imágenes de los disturbios en el Capitolio son impactantes. Nos recuerdan a todos que la democracia, incluso cuando es fuerte y está profundamente arraigada, no debe darse por sentada”.

“Estoy seguro de que el presidente electo Biden continuará fortaleciendo las relaciones entre nosotros y los Estados Unidos de América, nuestro amigo más cercano y la mayor democracia del mundo”, dijo Rivlin.

Horas antes de que las nuevas restricciones entren en vigor, el presidente pidió al público seguir las normas del confinamiento.

“Hago un llamamiento a todos los funcionarios públicos, en todas las ciudades, de todos los segmentos de la sociedad, líderes políticos y espirituales, alcaldes, jefes de organizaciones de la sociedad civil, por favor cumplan con su deber y detengan la amenaza de la anarquía. El cierre, con todas sus restricciones según lo decidido por el gobierno, se aplica a todos nosotros”, enfatizó.

“¡Entraremos en confinamiento para no matarnos unos a los otros!” exclamó Rivlin.

En un video destinado a alentar a la población, el presidente explicó la necesidad de las nuevas restricciones.

“Entramos en confinamiento porque las salas de coronavirus y las unidades de cuidados intensivos están casi saturadas. Entraremos en aislamiento para proteger a nuestros hijos. Todos nosotros, sin excepciones, debemos seguir las reglas. Todos los segmentos de la sociedad: judíos y árabes, laicos, religiosos y ultraortodoxos”, dijo.

“Desobedecer la ley, en particular las normas para prevenir el contagio y aún más, pedir a otros que desobedezcan, no sólo socava nuestros esfuerzos conjuntos para frenar la propagación de la enfermedad, sino que es una tragedia que quedará con nosotros, llevando, Dios no lo quiera, hacia la profundización de los cismas que se han abierto entre los diferentes grupos de nuestra sociedad”, dijo.

A lo largo de la pandemia, se ha criticado a algunos segmentos de poblaciones ultraortodoxas y árabes por no respetar las restricciones del coronavirus.

Rivlin elogió la campaña de vacunación como una forma de volver a la normalidad. Más de 1.5 millones de israelíes han sido vacunados hasta el jueves.

“Habrá días mejores. Hemos pasado por malos momentos en el pasado y los hemos superado. El efecto de la vacuna está cerca y volveremos a la normalidad. Hasta entonces, debemos ser pacientes y disciplinados, y hacer todo lo posible por minimizar el contagio. Dios los bendiga a todos, mis queridos,” concluyó.