El presidente insta a las naciones a proteger las comunidades religiosas en el mundo

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pidió a todas las naciones a que se unan urgentemente para defender el respeto a la libertad religiosa en el mundo.

Trump hizo las declaraciones durante el evento para un llamado global para la protección religiosa, que tuvo lugar en el marco de la 74 Asamblea General de la ONU que se celebra en Nueva York.

Instó a todos los países a “que aumenten el enjuiciamiento y el castigo de los delitos en contra de las comunidades religiosas”.

“Hoy le pido a todas las naciones que se unan de forma urgente a esta obligación moral. Le pedimos a los gobiernos del mundo que también respeten el derecho de todas las personas de seguir su conciencia, vivir por su fe y también dar gloria a Dios”, dijo Trump.

Trump señaló que Estados Unidos dedicará 25 millones de dólares para proteger los sitios y las reliquias religiosas. Expresó que las Naciones Unidas tienen un papel fundamental y adelantó que Estados Unidos está organizando una coalición de empresarios para la protección de la libertad religiosa.

Sentado al lado del Secretario de la ONU, Antonio Guterres, ratificó la voluntad de Estados Unidos de apoyar a todo el que busque la libertad religiosa en el mundo.

“Dios bendiga a los creyentes y dios bendiga a Estados Unidos de América”, concluyó Trump.

El compromiso de Guterres

El secretario de la Asamblea General de la ONU agradeció la presencia de Trump.

“Es inaceptable que en pleno siglo XXI se enfrente la discriminación, la intimidación por las creencias, la persecusión de minorías religiosas es intolerable”, dijo Guterres.

Expresó que el alcance total de los derechos humanos está garantizado y los estados tienen la obligación de implementar políticas que aseguren que sus entidades sean respetadas y que se sientan integralmente partes de la sociedad como un todo.