El presidente emite decreto para prohibir TikTok en EE.UU si no se vende en 45 días

El presidente Donald Trump emitió una orden ejecutiva que prohibiría que la aplicación de redes sociales TikTok opere en EE.UU en 45 días si no es vendida por su empresa matriz de propiedad china.

En la orden, no establece que una cierta cantidad de dinero de la venta deba enviarse al Departamento del Tesoro de EE.UU, en el que el presidente ha estado insistiendo durante varios días.

La orden sobre TikTok prohíbe después de 45 días “cualquier transacción de cualquier persona, o con respecto a cualquier propiedad, sujeta a la jurisdicción de EE.UU con ByteDance Ltd”, la compañía china propietaria de la plataforma de redes sociales.

La medida aumenta la presión sobre las negociaciones sobre el futuro de la popular aplicación de vídeo a través de una posible venta, de acuerdo a información de CNN.

El dramático vaivén comenzó cuando Trump dijo el viernes por la noche que prohibiría a TikTok operar en EE.UU usando poderes económicos de emergencia o una orden ejecutiva.

Microsoft dijo el domingo que estaba impulsando las conversaciones para adquirir la aplicación luego de una conversación entre el CEO Satya Nadella y el presidente.

El lunes, Trump fijó el 15 de septiembre como fecha límite para que TikTok encontrara un comprador estadounidense. De no hacerlo, dijo, lo llevaría a cerrar la aplicación en el país.

En una declaración inusual, Trump también dijo que cualquier acuerdo debería incluir una “cantidad sustancial de dinero” que venga al Tesoro de EE.UU.

La orden alega que TikTok “captura automáticamente vastas franjas de información de sus usuarios”, como datos de ubicación e historiales de navegación y búsqueda, lo que “amenaza con permitir que el Partido Comunista Chino acceda a la información personal y de propiedad de los estadounidenses, lo que potencialmente permite a China rastrear la ubicación de los empleados y contratistas federales, crear expedientes de información personal para el chantaje y realizar espionaje corporativo”.

Las preocupaciones de seguridad nacional han alimentado durante mucho tiempo las reservas de los legisladores en torno a las aplicaciones.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo a los periodistas la semana pasada en la Casa Blanca que el gobierno de EE.UU estaba llevando a cabo una revisión de seguridad nacional de TikTok y se estaba preparando para hacer una recomendación de política a Trump.

Antes de la amenaza de prohibición de Trump el viernes pasado, las personas que trabajaban en el tema dentro de la administración Trump esperaban que el presidente firmara una orden para obligar a ByteDance a vender las operaciones estadounidenses de TikTok, según una persona familiarizada con el asunto, en una medida destinada a resolver las preocupaciones de los legisladores de que el TikTok de propiedad extranjera pueda ser un riesgo para la seguridad nacional.

La orden también afirma que la plataforma censura o difunde contenido de acuerdo con la agenda del Partido Comunista Chino, citando “cuando los vídeos de TikTok difundieron teorías de conspiración desacreditadas sobre los orígenes del nuevo coronavirus de 2019”.

TikTok criticó la orden en un comunicado el viernes, diciendo que “sienta un precedente peligroso” que socava la “confianza de las empresas globales en EE.UU” y prometió buscar todos los “remedios disponibles”, incluidas las acciones legales.

“Estamos conmocionados por la reciente Orden Ejecutiva, que se emitió sin ningún debido proceso. Durante casi un año, hemos tratado de relacionarnos con el gobierno de los EE.UU de buena fe para brindar una solución constructiva a las preocupaciones que se han expresado. Lo que encontramos en cambio fue que la Administración no prestó atención a los hechos, dictó los términos de un acuerdo sin pasar por procesos legales estándar, y trató de insertarse en negociaciones entre empresas privadas”, lamentó la compañía.

Mientras tanto, Tencent “está revisando la orden ejecutiva para obtener una comprensión completa”, dijo un vocero de la empresa.

Muchos de los fanáticos de TikTok han entrado en pánico por el futuro incierto de la aplicación. Después de la amenaza de Trump el viernes pasado, los usuarios de TikTok en los EE.UU comenzaron a transmitir en vivo y publicar vídeos en homenaje a lo que temían que fuera el final de la aplicación.

Otros estaban elaborando estrategias para sortear una prohibición, incluso tratando de engañar a los servidores para que pareciera que están navegando desde un país diferente donde TikTok puede operar.

La amenaza del presidente de cerrar la plataforma también se produce un mes después de que un truco organizado principalmente a través de TikTok pudiera haber llevado a una escasa campaña de Trump en Tulsa, Oklahoma.

En los días previos al mitin del 20 de junio, se llevó a cabo un esfuerzo coordinado en TikTok para alentar a las personas a registrarse en línea para el evento gratuito y no presentarse.