EL PARTIDO HISTÓRICO EN BEER SHEVA

La historia del Hapoel Beer Sheva es quizá una de las más sobresalientes en el futbol actual.

Hace tan sólo dos años, el club de Beer Sheva no pintaba ni si quiera en Israel, pero para la temporada 2015/2016, el pequeño club israelí, estrenó estadio, se reforzó como equipo grande y consagró el año con el título de la liga Ha’al.

Para esta temporada, el equipo sensación clasificó a la Europa Legue. Al inicio de la competencia el pequeño equipo israelí se encontraba en un grupo que militaban el Inter de Milan, de Italia, el Southampton de Inglaterra y el Sparta Praga de Republica Checa. El Hapoel parecía ser el más débil de su grupo debido a que contaba con nula experiencia internacional y a que pertenece a una liga pequeña como la israelí, a diferencia de sus rivales que eran grandes monstruos en buenas ligas; sin embargo, el Hapoel logró lo impensable… clasificar a la segunda ronda y con ello jugaría el primer partido de dieciseisavos de final en dicha competencia para un equipo israelí.

El partido se jugaría en el Estadio Turner, el Hapoel se enfrentaría al peligroso Besiktas de Turquía en casa y un buen resultado sería determinante en las posibilidades que tendría el equipo israelí para avanzar a los octavos de final.

Este jueves arrancó el partido, El Hapoel salió con su típico uniforme rojo y para sorpresa de todos, el equipo de Beer Sheva demostró buen juego y gran coraje desde un inicio. El marcador iba 0 a 0 por casi todo el primer tiempo, pero al minuto 42 William Soares metería un autogol al intentar defender un ataque de los turcos, el marcador iba 1 a 0 a favor de los visitantes. Los israelís no se fueron abajo con el autogol y después de sólo dos minutos lograron empatar el resultado gracias a un buen gol de Einaiv Barda.

Para el segundo tiempo, la experiencia de los turcos se hizo presente y al minuto 60 Cenk Tosun se hizo presente en el marcador.

Con el 2 a 1 en contra, el Hapoel intentó sacar el empate mandó a todo el equipo al frente pero el Besiktas supo mantener el resultado y ya casi cuando terminaba el partido, Atiba Hutchinson anotó el tercer gol del equipo visitante.

A pesar de la derrota, el pequeño equipo de Beer Sheva sigue vivo, el escenario se ve más que complicado gracias a ese tercer gol, pero la siguiente semana el Hapoel irá por otro milagro en su visita a los turcos, pase lo que pase los israelís tienen que dejar todo en la cancha.