El niño desaparecido que encontraron viviendo en la casa de su padre

Julian HernándezImage copyrightNCMECImage captionLa foto de Julián Hernández estaba en el registro del Centro Nacional de Niños Desaparecidos y Explotados desde 2002.

Los intentos de Julián Hernández por ingresar a la universidad han acabado por llevar a su padre a la cárcel.

Julián tenía cinco años de edad en 2002, cuando su nombre fue agregado a la lista del Centro Nacional de Niños Desaparecidos y Explotados de Estados Unidos (CNNDE).

El pequeño aparecía reportado como perdido por su padre, Bobby Hernández, quien había dicho que se le escapó cuando lo llevaba al preescolar en Birmingham (Alabama, EE.UU.)

Pero 13 años más tarde, Julián ha sido encontrado viviendo sano y salvo en una casa de Cleveland (Ohio) junto a su padre, una mujer y dos niños.

Bobby, por su parte, se encuentra detenido bajo cargos de secuestro y se le exige una fianza de US$250.000.

La pista fundamental

El hallazgo del joven desaparecido se produjo por casualidad.

La casa donde vivía Julián Hernández en Cleveland.Image copyrightAP
Image captionHernández vivía en esta casa junto a su padre, una mujer y dos niños.

Julián, un excelente estudiante que ahora tiene 18 años, buscó la ayuda de un consejero escolar pues en su solicitud de inscripción en la universidad estaba teniendo problemas con su número de seguridad social.

El consejero descubrió que el joven estaba registrado como desaparecido por el CNNDE, organismo que trabajó junto a la Policía de Alabama para confirmar la identidad del joven.

El hallazgo llevó el caso hasta el FBI y derivó en la detención de Bobby Hernández.

Nombres falsos, padre real

“Hasta donde sé, él (Julián) no conocía su fecha de cumpleaños, ni siquiera conocía su verdadero nombre”, dijo sobre el caso el teniente Johnny Evans de la Policía de Alabama.

Jeremy Hills, un vecino de Cleveland, dijo que conocía a Bobby Hernández como Jonathan Mangina y a su hijo como Jay.

Bobby Hernández
Image copyrightReuters
Image captionBobby Hernández está detenido bajo cargos de secuestro.

Según Hills, Hernández era un padre dedicado y responsable, a quien creía divorciado de la madre de Julián.

La madre de Julián, cuya identidad no ha sido revelada, ya fue notificada sobre lo ocurrido por las autoridades.

La mujer dijo estar muy feliz con la noticia aunque permanece escéptica tras las numerosas pistas falsas recibidas durante estos 13 años.

Sin embargo, será Julián quien decidirá si quiere volver a vivir con su madre.

“Ya tiene 18 años. Es un adulto, así que dependerá de él si quiere regresar”, reconoció el teniente Johnny Evans de la Policía de Alabama.

fuente.bbcmundo

Radio World Powered By : radioworld.com