El modelo 4×10, desarrollado por israelíes adoptado por la jefa de gobierno de la CDMX

El modelo 4×10, desarrollado por matemáticos israelíes del Instituto Weizmann de Ciencias de Israel que plantea una estrategia para reactivar la economía, garantizar la seguridad de los trabajadores y evitar nuevos brotes del virus.

El gobierno de la Ciudad de México propone el esquema 4×10 del Instituto Weizmann de Ciencias de Israel, como parte de los protocolos sanitarios para la reactivación económica y el regreso a la nueva normalidad.

Dicho modelo propone que los trabajadores laboren 4 días de manera presencial en el espacio de la empresa, por 10 días en casa.

Con la finalidad de reducir la cantidad de trabajadores en los espacios, minimizar los riesgos de contagios, reactivar las empresas y la economía, el modelo 4×10 se propone como una estrategia precautoria que se acomoda a las necesidades actuales.

Según un comunicado de Kroy Abogados, el cual publicó NotiPress, el esquema israelí es jurídicamente viable ya que “permite generar, entre la plantilla de empleados, diversos roles de turnos que podrían generar horarios y días escalonados a fin de no tener al 100% de los trabajadores laborando a un mismo tiempo en el centro de trabajo y sin rebasar los máximos legales”.

Este esquema laboral 4×10 brinda la oportunidad de detectar tempranamente y permitir el aislamiento de trabajadores contagiados. “Si una persona llega a contagiarse en alguno de los días en que estuvo presencialmente en su lugar de trabajo, cuando desarrolle síntomas y sea más contagiosa se pondrá aislada y se evitarán más contagios”, explicó José Antonio Peña Merino, titular de la agencia digital de innovación tecnológica.

Asimismo, al permitir que trascurran por lo menos entre tres y cinco días para desarrollar síntomas, lo que “garantiza que, por un lado, si tú trabajas cuatro días, aun cuando te infectes, no vas a contagiar a nadie, estos son los cuatro días de trabajo; y los 10 días de descanso lo que garantizan es que en ese trayecto desarrollas los síntomas para evidenciar, en su caso, si es que te contagiaste”, destacó el especialista.

El modelo 4×10, nació a partir de una investigación realizada por académicos del Instituto Weizmann de Ciencias de Israel, se aplicará en mayor medida cuando el semáforo epidemiológico se torne naranja y algunas empresas no esenciales retomen sus actividades.

A pesar de la potencial efectividad de la estrategia, no todos los sectores y empresas podrán adoptarlo. “Cabe considerar que este esquema aplicará únicamente para los sectores productivos que puedan adaptarse a él, mayormente oficinas y prestadores de servicios”, advierte el comunicado.

Regresar a la nueva normalidad requerirá estrategias y soluciones inteligentes para reactivar la economía y garantizar la salud y seguridad de los empleados. La estrategia de trabajo 4×10 permitirá garantizar la fuerza de trabajo necesaria para reactivar la economía sin convertir a los centros de trabajo en focos de infección y rebrotes del virus.