El mensaje de Benjamín Netanyahu por el Día Internacional de Conmemoración del Holocausto

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, publicó este miércoles en redes sociales dos mensajes, en hebreo e inglés, con motivo del Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto, en los que denunció el antisemitismo moderno a nivel mundial y acusó a Irán de intentar cometer un nuevo genocidio judío.

En su breve mensaje en mensaje en hebreo, Netanyahu dijo: “En el día del recuerdo por las víctimas del Holocausto, rememoramos a los seis millones de nuestros hermanos y hermanas, y a sus hijos, que fueron masacrados en el Holocausto, sin un escudo, sin una patria, sin un país.

“Y ahora, a tres cuartos de siglo de esto, el Estado de Israel, el Estado de los judíos, es el milagro del mundo. Lideramos el mundo con una enorme diferencia en la vacunación [contra COVID-19] de personas. Cuidamos de su salud, cuidamos nuestro Estado.

“Nosotros nunca, nunca regresaremos a una situación en la que no podamos defendernos. Mientras tanto, construimos nuestra tierra mañana en Tu Bishvat“.

En otro mensaje más amplio expresado en inglés, el mandatario manifestó: “Hoy, 27 de enero, el mundo conmemora oficialmente a los seis millones de hombres, mujeres y niños judíos brutalmente asesinados por los nazis y sus colaboradores en el Holocausto.

“Recordamos el capítulo más oscuro de la historia de la humanidad, cuando un país europeo decidió adoptar una política y un programa para exterminar hasta el último judío, movilizando todo el poder de un moderno Estado industrial desarrollado para implementar esta increíble pesadilla.

“El asesinato en masa del pueblo judío no ocurrió en el vacío. Durante siglos, el antisemitismo ha prevalecido demasiado en Europa. Sin respuesta, creció y se pudrió y luego explotó. El más antiguo de los odios tuvo una longevidad incuestionable. Sus raíces se remontan al mundo antiguo. Estuvo siempre presente a lo largo de la Edad Media. Y, sin embargo, explotó con toda su fuerza en la era moderna.

“Y si la gente pensaba que tras los horrores de Auschwitz y Treblinka, la humanidad finalmente aprendería su lección y se libraría del antisemitismo, que lo arrojaría al basurero de la historia al que pertenece, bueno, estaban equivocados. Completamente equivocados.

“En el siglo XXI, la enfermedad del antisemitismo continúa contaminando y propagándose. Se la puede encontrar viva, pataleando y perniciosa en los campus universitarios norteamericanos, en las madrasas del sur de Asia, entre las élites europeas. El antisemitismo existe en el opulento Occidente y en el mundo en desarrollo de Oriente.

“Es la política oficial del gobierno de la República Islámica de Irán, que sin vergüenza y orgullo dice día tras día: nuestro objetivo es asesinar a otros seis millones de judíos, para erradicar al Estado judío de Israel.

“Aún no se ha encontrado una vacuna para protegerse contra el virus del antisemitismo. Se dice que algunas cosas nunca cambian. Pero puedo decirles lo que ha cambiado. Nosotros, el pueblo judío, hemos cambiado.

“Si en la época del Holocausto los judíos eran personas sin hogar, apátridas, indefensos, rogando a otros que nos protegieran, ya no es así. Hoy estamos firmemente arraigados en nuestra tierra ancestral, libres y fuertes en nuestro Estado independiente.

“Como primer ministro del país que renació después del Holocausto, el país que proporcionó una patria para los sobrevivientes, un Estado que resucitó de las cenizas, un Estado en el que el pueblo judío recuperó su soberanía e independencia, prometo no olvidar nunca el pasado trágico y nunca permitir que el pueblo judío vuelva a estar indefenso frente a las fuerzas que buscan nuestra destrucción.

“Nunca más no es un eslogan. Esta es nuestra política y esta es nuestra misión y siempre la cumpliremos”.