El Gobierno de El Salvador planea aceptar prueba de antígenos para ingresar vía aérea

Durante los últimos meses, la única prueba válida ha sido la PCR-RT para detectar el COVID-19, por orden del Ministerio de Salud

A las personas que quieran ingresar a El Salvador vía aérea ya no solo les exigirán la prueba PCR-RT negativa para COVID-19, sino que próximamente también las autoridades migratorias y de Salud aceptarán una prueba de antígenos, de acuerdo con la última indicación girada por el Ministerio de Salud, que todavía está por confirmarse activamente para la ciudadanía en general.

Francisco Alabí, titular de dicha cartera de Estado, comunicó esta decisión el pasado domingo 14 de febrero vía documento oficial al director ejecutivo de la Autoridad de Aviación Civil, Jorge Alberto Puquirre Torres.

Copias de dicho documento ya fueron entregadas también a aerolíneas del país, entre ellas Avianca, según confirmó edh con personal de comunicaciones de la empresa. Especificaron que aún no tienen “detalles para su aplicación”, ni a partir de qué fecha será efectiva la medida.

Una mujer se realiza un test del COVID-19 en Boston (EE.UU.), el 3 de diciembre de 2020. Tanto para PCR-RT como para las pruebas de antígenos, se necesita una muestra por hisopado nasofaríngeo. Foto/EFE

El ministro, según el documento, hace referencia “al requerimiento vigente para toda persona que desee ingresar a nuestro país, consistente en que las aerolíneas deben requerir prueba PCR negativa a COVID-19, a sus pasajeros que viajen con destino a El Salvador, la cual deberá ser emitida por los laboratorios que la practiquen, en 72 horas previas a su salida del país de origen del viaje”, y luego el funcionario agrega que “es oportuno ampliar el alcance de la medida antes mencionada, en el sentido que los transportistas aéreos acepten también que sus pasajeros presenten prueba de antígenos para COVID-19 con resultado negativo, manteniendo la misma dinámica para las pruebas PCR y las mi mismas excepciones”.

Pidió el ministro que esta medida fuera aceptada a partir de ese 14 de febrero de 2021, y una copia del documento fue entregada a Ricardo Cucalón, director general de Migración; y a Federico Anliker, presidente de CEPA.

El Diario de Hoy consultó vía telefónica la mañana de este lunes con la Dirección General de Migración, a través de la asistente que atendió la llamada en el conmutador, y la fuente explicó que, por ahora, se mantiene la medida de solamente aceptar las pruebas PCR-RT.

Por tanto, todavía está por activarse la disposición de también aceptar las pruebas de antígenos, también llamadas pruebas rápidas, mismas que tienen amplia distribución y uso en otros países desde hace meses.

Esta prueba detecta antígenos específicos para SARS CoV-2 en la nasofaringe. La reacción positiva no implica que el virus esté activo y/o infeccioso, sino que detecta “restos” del virus de una persona que fue portadora.

La prueba de antígenos, al igual que la PCR-RT, también se hace por hisopado nasofaríngeo a la persona, pero la muestra se coloca en una prueba parecida a un test de embarazo, da resultados en los próximo 20 minutos y tiene un costo que ronda los $90 a $100, según tres laboratorios privados que contactó edh.

Para tener una comparación, en Costa Rica avalaron este tipo de pruebas el pasado 29 de enero de 2021, y en promedio tienen un costo de $60. En Guatemala el precio ronda los $40 y tienen meses de tener estas pruebas para uso de la población.

En cuanto a la prueba PCR-RT (Reacción en Cadena de la Polimerasa en tiempo real), además de los tamizajes que realiza el gobierno en las cabinas móviles en distintos puntos del país (varían cada día y no hay una programación establecida), esta prueba es realizada solamente por cinco laboratorios privados en el país, con un costo entre $140 y $160, y entregan resultados dentro del plazo de 72 horas.