El Gobierno de EE. UU. considera “un desafío” la situación en la frontera sur

En poco más de una semana, el número de inmigrantes que se agrupó en los alrededores del puente de Del Río, Texas, sobrepasó los 10.000, según reconocieron las autoridades de EE. UU.

La acumulación de hasta 10.000 inmigrantes, principalmente haitianos, en el sector de Del Río, Texas, en la frontera sur de Estados Unidos, llevó el lunes a la Casa Blanca que “la situación supone un desafío”.En intercambio con los reporteros, la secretaria de Prensa, Jen Psaki, dijo que también es “devastador” ver lo que sucede allí.

Sin embargo Psaki puntualizó que, si bien el gobierno del presidente Joe Biden ha dado pasos concretos para proteger -en general- a los inmigrantes, como es la concesión y extensión del Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) para los haitianos, de igual modo continúa aplicando las leyes vigentes.

“También debemos proteger a las personas, ya que les hemos estado transmitiendo que este no es el momento para venir. Hemos estado implementando el Título 42”, dijo y precisó que no es solo por protección a los estadounidenses sino “a los migrantes que vendrían en grupos”

El Título 42 fue implementado bajo la administración del expresidente Donald Trump en marzo de 2020, siguiendo las recomendaciones de los Centros para la Prevención y Control de las Enfermedades (CDC), lo que da autoridad para la deportación inmediata a los inmigrantes irregulares que toquen suelo de EE. UU., si bien la actual administración siempre ha hecho una excepción con los menores no acompañados.

Un trato inapropiado

Ante una pregunta sobre los inmigrantes haitianos que son regresados a su país en medio de la difícil situación política que vive la nación caribeña, Psaki dijo que la Administración demócrata quiere seguir siendo “un buen actor” en la ayuda al pueblo de Haití, por lo que ya cuenta “con una variedad de programas, opciones”, e incluso, apoyo financiero.

Varias agencias de prensa han divulgado videos y fotos de la Patrulla Fronteriza montada, quienes desde sus caballos echan a los inmigrantes que intentaban cruzar las aguas del río.

“No creo que nadie que vea ese metraje [del video] piense que es aceptable o apropiado”, respondió Psaki.

Inmigrantes haitianos son impedidos de cruzar hacia la parte estadounidense en Del Río, Texas.
Inmigrantes haitianos son impedidos de cruzar hacia la parte estadounidense en Del Río, Texas.

El mismo lunes, el representante Bennie G. Thompson, demócrata por Mississippi y presidente del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara Baja, dijo en una declaración que tales tratos “son horribles e inquietantes” y que “este maltrato va en contra de nuestros valores estadounidenses y no se puede tolerar”.

Thompson hizo un llamado al secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Alejandro Mayorkas, “para que tome medidas inmediatas para responsabilizar a los autores y garantizar que todos los migrantes sean tratados de acuerdo con la ley y la decencia básica, como esta Administración ha prometido hacer desde el primer día”.

Mantener el Título 42

Por su parte Mayorkas, viajó el lunes a Del Río, para evaluar la situación.

“Enfrentamos un enorme reto en el tema de inmigración. Seguimos aplicando la autoridad que nos da el Título 42, que no es una medida de inmigración sino de salud pública para proteger al público estadounidense, a las comunidades fronterizas y para proteger a los migrantes mismos”, dijo Mayorkas.

El alto funcionario de Seguridad Nacional informó que la entidad, por medio de la Patrulla Fronteriza se ha ocupado de trasladar a 3.500 inmigrantes en las últimas jornadas y otros 3.000 serían enviados este lunes para su procesamiento y consiguiente deportación hacia países de la región.

Mayorkas dijo que el DHS ha dispuesto a unos 600 efectivos para enfrentar el gran flujo de inmigrantes hacia la frontera en Texas.

Una “crisis” en la frontera

Desde que sonaron las alarmas la semana pasada por la acumulación de inmigrantes, acampados bajo el puente de internacional en Del Río, las críticas por parte de la oposición republicana no se hicieron esperar.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, acusó a Biden de abandonar la seguridad fronteriza.

Este lunes Abbott solicitó al presidente Biden una declaración de emergencia federal para el estado de Texas, específicamente para el condado de Valverde, “en respuesta a la crisis fronteriza”, dijo en un comunicado.

El también senador republicano por Texas, Ted Cruz, grabó un mensaje en video que publicó mediante un tuit, desde el lugar donde se aglomeraban los que intentaban cruzar la frontera.

“Esta noche estoy en el terreno en Del Río, Texas. En este momento, hay 10.503 extranjeros ilegales debajo del Puente Internacional Del Río”, dijo el senador Cruz, quien además culpó a Biden.

“Este desastre provocado por el hombre fue causado por Joe Biden”, escribió Cruz con la etiqueta #BidenBorderCrisis.

Radio World Powered By : radioworld.com