El FBI ofrece ayuda a Fiscalía de El Salvador para investigar asesinato de opositores

La Fiscalía General de El Salvador presentó el miércoles 3 de febrero los primeros hallazgos en torno al asesinato de dos militantes del partido opositor FMLN; una investigación que apenas inicia, pero que en palabras del fiscal general cuenta con el apoyo del Buró Federal de Investigaciones (FBI).

SAN SALVADOR – El asesinato de dos militantes del izquierdista partido Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), ocurrido el 31 de enero en la capital salvadoreña, ha alertado a la comunidad internacional sobre la situación política que vive El Salvador a menos de un mes de celebrar las elecciones de un nuevo congreso y municipalidades.

El fiscal general de El Salvador, Raúl Melara, dijo el miércoles que el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), le ha ofrecido ayuda técnica para esclarecer el asesinato de Gloria Rogel del Cid y Juan de Dios Tejada, quienes el pasado domingo fueron baleados cuando regresaban, junto a una veintena de personas, de un mitin electoral en la capital salvadoreña.

“Hemos recibido ofrecimiento de parte del FBI para contribuir con la Fiscalía dentro de la realización del proceso y si hay alguna experticia que deba realizarse. El caso apenas va iniciando y muy posiblemente sí aceptemos el apoyo del FBI para tener mejores resultados”, dijo Melara, mientras presentaba los primeros hallazgos de la investigación.

El caso provocó la reacción del encargado de negocios de la embajada de los Estados Unidos en El Salvador, Brendan O’Brien, quien pidió a la Fiscalía el mismo día del hecho una investigación “transparente e independiente”.

De igual manera, la coordinadora residente de las Naciones Unidas en El Salvador y Belice, Birgit Gerstenberg, y el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, pidieron transparencia al mismo tiempo que condenaron el hecho.

Pero la versión de lo ocurrido en torno al asesinato de los militantes y veteranos de guerra es distinta entre los líderes de los partidos políticos y el presidente de El Salvador, Nayib Bukele.

Mientras el dirigente y secretario general del FMLN, Óscar Ortiz, asegura que el asesinato es producto del “discurso de odio” del gobierno en contra de sus adversarios, el presidente afirma que fue un “enfrentamiento” y que hacerlo ver como un atentado es un recurso electoral de sus opositores.

Pero el FMLN es el adversario menos peligroso en la contienda. Las encuestas lo ubican en el tercer lugar, por debajo de ARENA, un partido de derecha que gobernó durante 20 años y muy por debajo de Nuevas Ideas, el partido promovido por el presidente Bukele.

La encuesta publicada en diciembre por el Instituto Universitario de Opinión Pública (IUDOP), de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA) indica que en la intención de voto por bandera, Nuevas Ideas tiene un 64 % de ventaja, frente al 6,3 % de ARENA y el 5,4 % del FMLN.

Los primeros hallazgos

Aunque en un primer momento fueron capturadas cinco personas: tres empleados del gobierno y dos militantes del FMLN, la Fiscalía pidió al Juzgado Décimo de Paz de San Salvador la detención de Diego Francisco Alvarado Peña, elemento de Protección a Personalidades Importantes (PPI) asignado al Ministerio de Salud; Héctor de Jesús Castaneda, motorista y vigilante del mismo ministerio, y Roberto Carlos Coto de Paz quienes son acusados de homicidio y homicidio agravado en contra de los militantes del FMLN que iban en la caravana.

Los dos miembros del FMLN detenidos por la Policía, en un primer momento, ya fueron liberados; la Fiscalía asegura que no ha logrado determinar si estos dispararon contra los implicados.

Hallazgos en torno al asesinato de dos militantes del partido opositor FMLN
La Fiscalía General de El Salvador presentó el miércoles 3 de febrero los primeros hallazgos en torno al asesinato de dos militantes del partido opositor FMLN.

Las grabaciones de las cámaras de vigilancia de la zona muestran a los tres acusados bajarse de un vehículo sedan luego de cruzarlo frente a la caravana; al mismo tiempo que sacan dos armas mientras el vehículo donde iban los militantes retrocede.

Aunque la escena no muestra el momento de los disparos, el fiscal de San Salvador, Santiago Hernández, explicó que una de las personas que iba en la caravana se desplazó hacia los imputados, pero no vio un arma como sí es evidente con los acusados.

De modo que la Policía subió, ajena a las pruebas de la Fiscalía, otro video en el que se muestra desde otro ángulo el acercamiento de un miembro de la caravana a los imputados.

Mientras en El Salvador continúa la discusión de si los asesinatos fueron o no un ataque por motivos políticos, la Fiscalía sigue a la espera de los resultados de las pruebas balísticas en manos de la Policía.

Melara no se atreve a asegurar que los asesinatos fueron cometidos por odio político, pero sí hizo un llamado a los funcionarios de gobierno y a los militantes de los partidos políticos ARENA, FMLN, NUEVAS IDEAS y GANA, entre otros, a detener la confrontación: “Independientemente de su simpatía política, fueron dos salvadoreños los que murieron el domingo, y nos debe consternar a todos. El discurso de odio debe parar”.