El Estado Islámico se atribuye el ataque terrorista perpetrado en Viena

Un comunicado a nombre de ISIS publicado este martes atribuyó al grupo terrorista islámico el atentado ocurrido el lunes en la ciudad de Viena, que dejó 4 muertos y al menos 22 heridos.

Según el comunicado, “un soldado del califato”, al que identifica como Abu Duyana al Albani, fue el responsable de llevar a cabo el atentado con armas de fuego y armas blancas, sin señalar a otros responsables involucrados.

La agencia de medios Amaq, ligada a ISIS, también hizo pública en internet una presunta fotografía del terrorista, que algunos medios circularon desde ayer luego del atentado, que atribuyeron al principal sospechoso, así como un video en el que el sospechoso jura lealtad al grupo terrorista.

La agencia de medios Amaq, ligada a ISIS, también hizo pública en internet una presunta fotografía del terrorista, que algunos medios circularon desde ayer luego del atentado, que atribuyeron al principal sospechoso, así como un video en el que el sospechoso jura lealtad al grupo terrorista.

Las autoridades de Austria confirmaron horas antes que el sospechoso abatido el día de ayer era un varón de 20 años con doble nacionalidad, austriaca y macedonia, identificado como Kujtim Fejzulai.

El ministro del Interior de Austria, Karl Nehammer señaló que el sospechoso fue condenado a 22 meses de prisión en abril de 2019 por haber intentado viajar a Siria para unirse a ISIS. El funcionario señaló más temprano este martes a Fejzulai como un islamista que simpatizaba con ISIS.

Sin embargo, el 5 de diciembre del año pasado, Fejzulai, que nació en Austria en el año 2000 en el seno de una familia de inmigrantes albaneses de Macedonia del Norte, pudo salir de la cárcel bajo el amparo de la legislación penal juvenil. ISIS identificó al presunto terrorista como al Albani, en aparente referencia a su origen albanés.

Según Nehammer, su liberación de prisión se debió también a que Fejzulai “engañó” a un programa de desradicalización del sistema judicial al que fue sometido, por lo que señaló que este debería de ser reevaluado en vista de lo sucedido.

Según el tabloide alemán Bild, Fejzulai habría subido una publicación a la red social Instagram antes de cometer su atentado en la que habría jurado lealtad al líder de ISIS, Abdullah Qardash.

Nehammer detalló que Fejzulai portó un arma larga tipo Kalashnikov, un rifle automático, una pistola y un machete al momento del atentado, además de un falso chaleco explosivo.

Hasta el momento, las autoridades han confirmado un total de cuatro víctimas mortales como resultado del atentado, dos hombres y dos mujeres, además de 22 heridos, entre ellos un oficial de policía.

El canciller Sebastian Kurz precisó durante un mensaje dirigido a la nación austriaca que las víctimas fueron un anciano, una anciana, un transeúnte y una mesera.

Las autoridades de Austria han estimado que el ataque terrorista que golpeó Viena la noche del lunes pudo haber sido cometido solo por Fejzulai, contrario a la idea de que el atentado habría sido ejecutado por varios sujetos.

Según Nehammer, la evidencia analizada hasta el momento por las autoridades de investigación no han mostrado hasta el momento indicios de un segundo atacante durante el atentado, hecho que el comunicado emitido por ISIS parece también sugerir.

El abogado de Fejzulai en el caso de 2019, Nikolaus Rast, dijo a la cadena austriaca ORF que su cliente parecía “completamente inofensivo” en ese momento.

“Era un joven que estaba buscando su lugar en la sociedad, que aparentemente fue a la mezquita equivocada, terminó en los círculos equivocados”, dijo Rast. “No puedo decir exactamente qué pasó”.

La familia de Fejzulai “no era estrictamente religiosa en absoluto; la familia no era radical, era una familia completamente normal”, dijo Rast. “Todavía recuerdo que la familia no podía creer lo que había sucedido con su hijo”.