El ejército israelí interceptó un cohete que se dirigía hacia el sur de Israel

El ejército israelí anunció que interceptó un cohete que se dirigía hacia el sur de Israel poco después de la medianoche del miércoles.

El proyectil activó las alarmas en la comunidad de Nirim en la región de Eshkol, al este de Gaza, aproximadamente a las 12:15 a.m. del jueves. Los residentes del área reportaron haber escuchado sonidos de explosiones.

“Se detectó un lanzamiento desde la Franja de Gaza hacia territorio israelí que fue interceptado por soldados de la Cúpula de Hierro”, dijo el ejército en un comunicado, refiriéndose al sistema de defensa aérea.

No se reportaron víctimas ni daños materiales.

“No hubo impactos dentro de las comunidades. Se están realizando búsquedas en el área”, dijo un portavoz de la región de Eshkol en un comunicado.

El ataque se produjo horas después de que Israel anunció la imposición de un bloque naval sobre la Franja de Gaza en respuesta a la ola de incendios y ataques con explosivos atados a globos desde el enclave costero durante todo el día.

Al menos seis incendios en el sur de Israel fueron atribuidos a globos incendiarios lanzados desde la Franja, y otro globo con un explosivo explotó en una comunidad del sur de Israel. No se reportaron víctimas. Los ataques con explosivos causaron daños significativos a tierras agrícolas del área.

“Debido a los continuos incendios y lanzamientos de globos incendiarios desde la Franja de Gaza, esta noche se decidió imponer un bloqueo naval en la Franja hasta nuevo aviso”, anunció en un comunicado el Coordinador de las Actividades Gubernamentales en los Territorios (COGAT).

Los ataques con globos incendiarios son una violación del alto el fuego no oficial alcanzado a principios de mayo entre Israel y los líderes de Hamás en Gaza que puso fin a dos días de intensos combates entre el ejército israelí y los grupos terroristas palestinos.

Según un reporte del Canal 12 de Israel, el acuerdo incluye la obligación de Hamás de controlar los incidentes violentos a lo largo de la valla fronteriza, manteniendo una zona de amortiguamiento a 300 metros de la frontera; el fin del lanzamiento de globos incendiarios contra comunidades israelíes y los enfrentamientos nocturnos entre habitantes de Gaza y las fuerzas de seguridad; y el fin de las flotillas que intentan romper la frontera marítima entre Gaza e Israel.

A cambio, Israel amplió la zona de pesca y acordó habilitar los programas de las Naciones Unidas para generar empleos e iniciar negociaciones sobre asuntos relacionados con la electricidad, los cruces, la atención médica y los fondos.

Fuente: The Times of Israel 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com